La importancia de enseñarle a un niño a ir al baño

Si tu hijo demuestra señales de que está listo para ser entrenado para ir al baño, salta a la oportunidad lo más pronto posible. Enseñarle a tu hijo a ir al baño puede ser estresante al principio, pero esto ofrece grandes beneficios para ambos. Observa si tu hijo está listo para aprender y ofrécele apoyo amable a través del proceso.

Crear confianza

Ir al baño le hace sentir a tu hijo que es un niño grande. Probablemente notes cambios en carácter y confianza una vez que tu hijo se acerque a estar completamente entrenado para ir al baño. Como dice la American Academy of Pediatrics, el entrenamiento para ir al baño reafirma el sentido de género en tu hijo. "Querer usar el baño 'como un niño' o 'como una niña' es una señal de que tu hijo está explorando todos los aspectos de lo que significa ser él o ella". Aprender a usar el baño refuerza la autoimagen y crea confianza.

Practicidad

Una vez que pases los problemas iniciales que pueden pasar en el entrenamiento para ir al baño, querrás ver las razones prácticas del entrenamiento. Si compras pañales desechables, ahorrarás mucho dinero entrenando a tu hijo para ir al baño. Si utilizas pañales de tela, la molestia de cambiar y lavar los pañales desaparece cuando tu niño sabe ir al baño. Si tu hijo era propenso al sarpullido causado por el pañal, probablemente notes una disminución significativa en los síntomas del sarpullido después de que lo hayas entrenado para ir al baño.

Escuela y actividades

Muchas escuelas o actividades extracurriculares requieren que los niños estén entrenados para ir al baño. Si entrenaste a tu hijo antes de los tres años, es posible que se pueda inscribir en actividades que de otra manera tienen una edad mayor de restricción. Aunque el entrenamiento no sea un requisito, el hecho de que tu hijo esté entrenado le puede ayudar en su confianza y hacerle la vida más fácil a los cuidadores de niños y maestras. Entrenar a tu hijo también es más conveniente, ya que no tienes que cargar con una bolsa llena de pañales y toallitas cada vez que sales de casa.

Determinar si están listos

No importa cuántos beneficios te pueda traer el entrenamiento, si tu hijo no está listo, probablemente no sea benéfico presionarlo. Si tu pequeño muestra con sus movimiento que tiene necesidades y humedece los pañales, parece estar interesado en usar el baño, no tiene necesidades durante la noche o se quita el pañal cuando ha hechos sus necesidades, estos son buenos indicadores de que posiblemente esté listo para entrenarse para ir al baño, según indica AskKrSears.com. Sin embargo, estar listos para ser entrenados no significa que no tendrás que trabajar duro. Anima a tu hijo a usar el baño frecuentemente y trata de hacer emocionante e interactiva la ida al baño.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole crawford | Traducido por monica del valle