La importancia de enseñarle habilidades para la vida a tus niños

Los niños no saben naturalmente cómo tomar buenas decisiones. Las habilidades para la vida ayudan a los niños a saber qué hacer en situaciones cotidianas, así como la forma de tomar decisiones acerca de las opciones más abstractas y de largo plazo. Si trabajas con tu hijo para enseñarle habilidades para la vida, lo estás preparando para manejar la presión de grupo y tomar buenas decisiones a medida que llega a la edad adulta.

Tipos

Las habilidades para la vida proporcionan la habilidad concreta para decidir desde qué ponerse hasta la decisión más abstracta sobre la elección de amigos. La habilidad clave de la vida es la buena toma de decisiones. Esta habilidad no es innata, dice el Dr. Jim Taylor, especialista en psicología infantil. Se aprende a través de la repetición y la práctica.

Beneficios

Las habilidades para la vida ayudan a tu hijo a través de la turbulencia de la adolescencia y a mantenerse alejado de las decisiones irresponsables durante toda su vida. Las buenas habilidades para la vida permiten a tu hijo a manejar el dinero responsablemente, elegir alimentos saludables, enfrentarse a la presión de los compañeros poco saludable y ser un buen padre en el largo plazo.

Básico

Ayuda a tu niño a aprender las habilidades para la vida mediante la práctica de los conceptos básicos en el hogar. A los niños de tan sólo 3 años se les puede ofrecer opciones simples para practicar sus habilidades de toma de decisiones. Utiliza los viajes al supermercado como una oportunidad para educar a tu hijo acerca de las opciones nutricionales. Abre una cuenta bancaria con tu hijo y enséñale sobre el ahorro. A medida que crece, enséñele a usar una cuenta de cheques y tarjetas de débito. Enseña a los adolescentes acerca de las tarjetas de crédito para que puedan entender las ventajas y las desventajas. Como familia, hablen sobre lo que está sucediendo en la comunidad, y pídele a tu hijo su opinión. Vean programas de televisión y películas de cine, y hablen abiertamente sobre las malas decisiones que tu hijo puede aprender a mirar con ojo crítico.

Período de tiempo

Los niños más pequeños son guiados muy directamente por sus padres. Sin embargo, cuando los niños se hacen mayores, se vuelven más independientes y las habilidades para la vida se vuelven más críticas. Al trabajar con tus hijos en sus años más jóvenes, tienen más oportunidades de practicar las habilidades que les ayudarán a medida que crecen y se enfrentan a elecciones más difíciles. Además, conversar puede convertirse en un hábito con tus hijos, manteniendo el diálogo a lo largo de sus vidas y permitiendo guiar a tus hijos con tu experiencia también.

Advertencia

Si demuestras una paternidad autoritaria y rígida, sin proporcionar opciones a tus hijos, corres el riesgo no sólo de alejarlos, sino también de dejarlos sin habilidades básicas de convivencia, ya que se vuelven más independientes. Si nunca les dejas tomar decisiones por ellos mismos, no van a saber cómo tomar buenas decisiones cuando sean mayores.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn williams | Traducido por sofia loffreda