Cuál es la importancia de la educación infantil temprana

La educación infantil temprana es muy beneficiosa para los niños de 3, 4 y 5 años. También se la suele llamar educación preescolar, pre-kinder, guardería, jardín de niños o educación temprana. No importa el nombre, cada una tiene el mismo propósito: preparar a los niños pequeños para entrar a la escuela primaria. Mandar a tu hijo de edad preescolar a uno de estos programas de educación infantil temprana puede tener un impacto positivo en él y darle un ventaja para tener un futuro brillante.

Aprendizaje y desarrollo

Según Ready to Learn DC, la capacidad del cerebro de tu hijo para absorber información nueva está en su punto más alto cuando tiene 3 años de edad. En este punto de la vida de tu hijo, tiene el potencial más alto para aprender cosas nuevas. Asistir a un programa de educación temprana ayudará a tu hijo a mejorar su lenguaje y sus habilidades motoras, además de desarrollar las habilidades de aprendizaje y cognitivas necesarias para asistir a la escuela primaría, según dice el Rural Education Action Program (Programa de acción de educación rural) en la Universidad de Stanford.

Beneficios para la salud

Asistir a un programa de calidad para la educación temprana puede beneficiar a la salud de tu hijo también. Aproximadamente del 60 al 70% de los niños de edad preescolar asisten a un programa de edad temprana o a una guardería fuera del hogar, según la American Academy of Pediatrics (Academia estadounidense de pediatría). Los estudios muestran que el recibir asistencia de calidad en estos programas puede influir de forma positiva al aprendizaje de tu hijo y a su desarrollo. Además, es menos probable que el desarrollo socio-emocional de tu hijo sea afectado de forma adversa, y prevendrá que necesite ayuda psicológica por su comportamiento o cuidados de salud mental una vez que entre en la primaria.

La importancia de los exámenes

Según Education.com, uno de los muchos beneficios de que tu hijo reciba educación temprana es tener la oportunidad de participar en exámenes para niños pequeños de entre 3 y 5 años en los que se revisa su salud, su desarrollo cognitivo, su habla, su visión, su audición, su coordinación y sus aptitudes emocionales y sociales. Estos exámenes pueden identificar cualquier problema en el desarrollo o en la salud de tu hijo que deba ser tomado en consideración para prevenir demoras en el aprendizaje.

Beneficios en la economía

Los niños no son los únicos que se benefician de los programas de educación temprana según el National Institutes of Health (Instituto Nacional de la Salud). Estos programas pueden tener beneficios económicos también. Un estudio conducido por el NIH buscó a las familias de bajos ingresos cuyos hijos hubieran recibido educación temprana intensiva, mientras que los padres recibían entrenamiento de habilidades parentales, servicios sociales y entrenamiento para obtener cualificaciones laborales. Los resultados fueron que estos niños continuaran con su educación, tuvieran mayores ingresos y una mejor salud. Estos niños también fueron menos propensos a abusar del alcohol o ser arrestados y encarcelados por algún crimen.

Más galerías de fotos



Escrito por amy sutton | Traducido por karly silva