La importancia de una dieta bien balanceada

Una dieta bien balanceada significa comer la cantidad adecuada de nutrientes para abastecer el cuerpo con la energía que necesita para funcionar correctamente. También significa conseguir la cantidad correcta de nutrición para apoyar el crecimiento y el desarrollo. Una dieta bien balanceada contiene alimentos ricos en nutrientes de todos los grupos alimenticios. Las personas que siguen una dieta bien balanceada se sienten mejor y se encuentran en mejor estado de salud, dice la American Dietetic Association.

Crecimiento y desarrollo


Una dieta bien balanceada ayudará a los niños a crecer y a aprender.

Una dieta bien balanceada y saludable ayuda a los niños a crecer y a aprender. También previene la obesidad, afirman los National Institutes of Health (NIH, por sus siglas en inglés) del sitio Web Medline Plus. Una dieta equilibrada para apoyar el crecimiento y desarrollo de los niños incluye cinco porciones de frutas y verduras al día, proteínas magras como carnes magras, nueces (nuts) y huevos, granos enteros para la fibra, y la leche para el calcio y proteínas.

Control de peso


Una dieta bien balanceada ayudará en el control de peso.

Una dieta bien equilibrada ayuda a controlar el peso, dice el sitio Web Helpguide.org. Las calorías son un componente importante de una dieta bien balanceada, dice Dietary Guidelines for Americans. Las necesidades calóricas dependen de la edad, el nivel de actividad y los objetivos de peso. Una dieta bien balanceada incluye alimentos bajos en calorías, densos en nutrientes como frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras. Estos alimentos satisfacen el hambre al tiempo que satisfacen las necesidades de nutrientes con menos calorías para ayudar a mantener un peso saludable.

Energía mejorada


Aquellos que comen una dieta bien balanceada tendrán más energía.

Las calorías son la cantidad de energía almacenada en los alimentos. Según Medline Plus, una dieta bien balanceada proporciona la cantidad correcta de energía y aumenta al máximo la ingesta de nutrientes. Los alimentos consumidos proporcionan energía, junto con las vitaminas y minerales, para las células, los órganos del cuerpo y el tejido muscular. Las personas que comen una dieta bien balanceada, están físicamente más motivados y son capaces de pensar con más claridad, dice Medline Plus.

Reducción de riesgo de padecer enfermedades


Comer los alimentos adecuados reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas.

Los alimentos adecuados reducen el riesgo de padecer enfermedades crónicas, dice el sitio Web Helpguide.org. Las personas que comen dietas altas en grasas corren un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca, diabetes y cáncer, dice FamilyDoctor.org, un sitio Web de la American Academy of Family Physicians. Una dieta bien balanceada que incluya alimentos ricos en vitaminas A, C y E; selenio; potasio, fibra y ácidos grasos esenciales ayudan a proteger contra las enfermedades crónicas.

Disminución de la depresión


Una dieta rica en frutas, vegetales, y proteínas puede ayudar a prevenir la depresión y la ansiedad.

Una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y carnes y pescados de alta calidad puede ayudar a prevenir la depresión y la ansiedad, dice el estudio "Asociación de dietas occidentales y tradicionales con la depresión y la ansiedad en la mujer", publicado en el American Journal of Psychiatry . Este estudio transversal a gran escala realizado en Australia concluye que las mujeres que comen una dieta bien balanceada, son menos propensas a desarrollar depresión. El estudio también mostró que las personas que consumen una dieta alta en harinas refinadas, alimentos procesados ​​y grasas saturadas corrían un mayor riesgo de desarrollar depresión.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por maría florencia lavorato