La importancia de desarrollar las habilidades auditivas y de atención en los niños

Las habilidades de escuchar y atender son vitales en la construcción de los aspectos cognitivos, conductuales y afectivos del niño. Es esencial que desarrollen esta habilidad para interactuar y comunicarse con el mundo de manera eficiente. Con la construcción de una base competente auditiva y las facetas de sensibilización de pensamiento, los niños están preparados y equipados para hacer frente a los esfuerzos intelectuales, sociales y emocionales. Hay muchas ventajas cuando se desarrollan y perfeccionan estas dos habilidades.

Descubrimiento propio

Los niños aprenden normalmente a través de escuchar y prestar atención a lo que ven y oyen a su alrededor. A medida que adquieren más conocimientos y experiencia, desarrollan sus propias ideas, intereses y preferencias. Filtran hechos y opiniones importantes a través de escuchar activamente. Por otra parte, se concentran en los principales puntos de discusión y eventos para conocer las consecuencias. Entender estas cosas permite a los niños orientar su propia investigación y descubrir sus posibilidades individuales.

Relaciones

En su libro "Maternal & Child Health Nursing: Care of the Childbearing & Childrearing Family", Adele Pillitteri explica que escuchar con atención es una forma efectiva para profundizar la comunicación y fomentar las relaciones. Cuando los niños empiezan a interactuar, socializar y relacionarse con sus compañeros, tienen que estar dispuestos a escuchar y dar su atención. Los niños que se sienten apreciados y valorados son más propensos a confiar sus sentimientos a sus conocidos. Cultivando la habilidad de escuchar activamente puedes facilitar los asuntos del día a día y la formación de amistades duraderas.

Del comportamiento

Albert Bandura, uno de los pioneros del aprendizaje por observación, toma nota de que el aprendizaje puede tener lugar mediante la observación o escuchar acerca de las acciones de otras personas. Por ejemplo, si un niño ve a su hermano obtener altas calificaciones y que se le recompensa, el niño luego luchará para lograr una mejor calificación para obtener un incentivo. Así es como los niños dibujan la conducta moldeada por varias personas, ya sea familiares, amigos o personajes de la televisión, a su vez, desarrollan un patrón único de respuestas de comportamiento y expectativas. Por lo tanto, tienen que mejorar su capacidad para escuchar con atención y concentrarse en la tarea en cuestión.

Educación

Los estudiantes que se enfocan en oír y comprender de la materia entienden de forma más clara y sencilla el contenido. Los niños que son oyentes activos pueden incorporar las cosas que escuchan más rápido en su marco de conocimiento que una contraparte más pasiva. Estos niños también pueden presentar una mejor concentración y memoria. Por lo tanto los niños alertas y observadores tienen una mayor probabilidad de obtener buenas calificaciones y tener una comprensión excepcional de las lecciones.

Más galerías de fotos



Escrito por audrey tramel | Traducido por sandra magali chávez esqueda