Importancia del Sodio

El sodio es un mineral. En el cuerpo, lleva una carga eléctrica -- y un mineral cargado se llama un electrolito. El cuerpo regula el nivel de sodio en el cuerpo a través de numerosos procesos que interactúan entre sí porque su concentración debe permanecer en un rango estrecho. Si los niveles de sodio varían demasiado hacia arriba o hacia abajo, esto causa problemas en el cuerpo. El sodio es importante para la distribución de los fluidos, la presión arterial, el trabajo celular y la actividad eléctrica.

Distribución de fluidos

Los átomos de sodio llevan una fuerte carga eléctrica positiva. Se disuelve en los líquidos corporales, que son principalmente agua. El agua no lleva una carga, pero es una molécula polarizada. Esto significa que tiene un lado positivo y uno negativo. El agua sigue al sodio en el cuerpo. Si aumenta la concentración de sodio en un tejido, el fluido en él también aumenta. De esta manera, las concentraciones de sodio controlan la distribución de fluidos en el cuerpo. Esto es importante para asegurar que las células y los tejidos no se hinchen o encojan.

Presión arterial

Además de los efectos sobre el tamaño de las células, la concentración de sodio ayuda a determinar la distribución de fluidos en los espacios de tejido como los vasos sanguíneos. Una mayor ingesta de sodio conduce a más retención de agua, incluyendo el agua en los vasos sanguíneos. Esto eleva la presión arterial. Si la presión arterial se vuelve muy alta, esto puede causar problemas de salud.

Trabajo celular

El sodio también ayuda a transportar otros minerales y sustancias hacia adentro y hacia afuera de las células. Puesto que la concentración de sodio fuera de las células es mayor que el sodio dentro de las células, el sodio fluye dentro de las células cuando se abren unos canales especiales de proteína en la superficie de la célula. Esta fuerza se aprovecha para meter o sacar otras sustancias de la célula.

Actividad eléctrica

El flujo de sodio y potasio dentro o fuera de las células crea un gradiente eléctrico. Esta actividad eléctrica es importante para realizar el trabajo y la comunicación, especialmente para el tejido nervioso y muscular. Por ejemplo, los nervios utilizan el flujo de electrolitos para enviar señales, el latido del corazón está coordinado por el flujo de electrolitos y los músculos lo usan como señal para contraerse.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew fox, md | Traducido por jorge escobar