La importancia del respeto mutuo entre padres e hijos

A medida que los niños crecen, comienzan a afirmar su autonomía tomando sus propias decisiones y aceptando las consecuencias. Como padre, puede ser difícil respetar los deseos y elecciones de los niños, en especial cuando sientes que el niño está en lo incorrecto. Pero antes de actuar considera el papel del respeto en tu relación de padre e hijo. El respeto es una calle de doble sentido, lo que significa que necesitas respetar a tu hijo para que el haga lo mismo hacia ti.

Mantén los límites

Como padre, tu trabajo es establecer reglas claras y consistentes sobre el comportamiento de tu hijo. A medida que tu hijo crece comienza a probar esos límites con sus acciones. El respeto mutuo evitará que sobrepase esos límites que habías acordado y discutido con él antes. Al establecer límites sin explicarle cómo y por qué puede hacer que tu hijo se sienta ofendido y sofocado, lo que puede llevarlo a que le importen menos los límites y que pruebe éstos y tu paciencia.

Relaciones cercanas

Como padre, tienes un papel muy importante en formar la personalidad, el comportamiento e incluso el futuro de tu hijo. Al respetar la personalidad, deseos, necesidades y gustos de tu hijo puedes crear una relación familiar cercana que puede dar como resultado un buen comportamiento en general. Los resultados de un estudio llevado a cabo en America’s Promise Alliance arrojaron que los niños que tenían mejor relación con sus padres tenían una mejora salud, educación experiencias amistosas e incluso hacían voluntariado. Asegúrate de fomentar un entorno de respeto mutuo que te ayude a mantener una relación cercana.

Comportamiento ejemplar

Si quieres criar a un niño respetuoso, primero debes poner el ejemplo en casa. Tu hijo aprenderá cómo tratar a los demás en base a tus acciones como padre. Si menosprecias, callas o desalientas a tu hijo, él tendrá el mismo comportamiento con la familia, amigos e incluso con las autoridades. Si te tomas tiempo para hablar con tu hijo y respetas su opinión, le enseñas a ser tolerante, a comunicarse y respetar en su vida diaria.

Resolución de conflictos

Incluso los padres y los hijos con mejores relaciones tienden a tener conflictos. Para algunos, el conflicto se resuelve más fácil que para otros. Los padres e hijos que saben cómo manejar sus peleas utilizan la comunicación, la comprensión y el compromiso para hacer que la relación funcione. Sin un nivel de respeto mutuo, los conflictos se pueden convertir en peleas de gritos, frustración y terminar en resentimiento de los ideales y pensamientos de uno hacia otro. Al mostrar respeto, los conflictos no son tanto un problema si no una oportunidad para entenderse y trabajar mejor juntos.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por yarzeth ayala