La importancia del tiempo de reacción en el fútbol

En la mayoría de los deportes, los mejores jugadores deben analizar rápidamente el juego y reaccionar con decisión. Pero el tiempo de reacción es especialmente importante en el fútbol, ​​ya que el juego se desarrollan rápidamente, dura poco tiempo y cuenta con grandes atletas corriendo en todo el campo. Independientemente de tu posición en el equipo, entre más rápido seas capaz de reaccionar ante cualquier circunstancia, mejor será tu posibilidad de ganar el juego.

Mariscales de campo

No hay ninguna posición en el fútbol en el que el tiempo de reacción sea más importante que en la de mariscal de campo. En un estudio de 2011 de los mariscales de campo universitarios sobresalientes por Ciencias del Deporte de ESPN, el tiempo promedio que tomaron en reaccionar a un rayo infrarrojo fue de dos tercios de segundo. A pesar de que los mariscales de campo pueden tener más tiempo para pasar la pelota en situaciones de juego real, también deben reaccionar ante los caza mariscales, localizar receptores abiertos y asegurarse de que los defensas no estén al acecho antes de lanzar rápidamente un tiro certero tras otro.

Esquineros

Hay un dicho del fútbol que afirma que los esquineros deben ser capaces de "jugar en una isla." A diferencia de los otros jugadores que juegan en el centro del campo, los esquineros generalmente encuentran que no hay nadie para ayudarlos. Mientras tanto, deben mantener una cobertura paso a paso de los receptores rápidos, que tienen la ventaja de saber en qué dirección se dirigen. También debe determinar rápidamente si debe correr o dar un pase y reaccionar, ya sea corriendo rápidamente hacia la línea para hacer un tackle, o dar marcha atrás y quedarse enfrente del receptor.

Linieros

Los linieros son considerados como los grandes salientes de un equipo de fútbol, confiando más en la fuerza bruta y la dureza de sus reflejos felinos. Pero eso no es necesariamente el caso. Los linieros tienen la desventaja de iniciar el juego en una posición de tres puntos, inclinados hasta la cintura con una mano apoyada en el suelo. A partir de ahí, deben desenrollar sus cuerpos enormes y explotar en una postura atlética en una milésima de segundo cuando la bola entra en juego. Un liniero defensivo que reacciona lento ante la presión suele ser neutralizado, mientras que un liniero ofensivo pesado será culpado por su compañero que corre junto a él y que persigue el curso de la pelota.

Corredor de punta

Los corredores de punta suelen ser los jugadores más rápidos de sus equipos. La razón: Mientras que se para, con los ojos fijos en el balón en el cielo, el equipo contrario está corriendo por el campo con el único objetivo de taclearlo. Cuando un corredor de punta atrapa el balón, a menudo hay varios jugadores en las siguientes yardas, corriendo hacia él con 40 yardas de valor a sus espaldas. Debe mantener sus ojos en la pelota, atraparla y luego entrar y salir rápidamente del tráfico, mientras analiza sus mejores caminos dependiendo de la ubicación de los defensores y bloqueadores.

Más galerías de fotos



Escrito por jeff herman | Traducido por daniela fedorov