La importancia del nombre de tu hijo

El nombre es el primer regalo que le haces a tu bebé. El nombre de un niño afecta, en gran y pequeña escala, todos los aspectos de su vida, desde los años escolares hasta que es un adulto. No tomes una decisión precipitada, incluso si tienes que llevarlo a casa del hospital sin que tenga nombre todavía. El nombre de tu bebé estará con el para siempre; dale un nombre que ames decir y al que otras personas reaccionen positivamente.

Efectos psicológicos

Puedes llamar a tu bebé nuevo como quieras durante los primeros años de su vida porque no le importa. Pero una vez que alcanza la edad escolar, le va a importar, especialmente si el nombre se presta a malas bromas. Algunos nombres suenan para ser utilizados en rimas con partes del cuerpo, o suenan tan pretenciosos -- o tan ridículos -- que tu hijo tendrá problemas para vivir con su propio nombre. Dar a tu hijo un nombre popular, en lugar de uno impronunciable puede ayudar a su estima porque afecta la manera en la que otros lo tratan, lo que afectará el concepto de si mismo.

Efectos educacionales

Los maestros usualmente, consciente o inconscientemente, basan la percepción de sus alumnos en su nombre, el economista David Figlio de la Northwestern University dice en un artículo publicado en 2010 en Love Science. Seguramente, una maestra va a esperar más de un alumno que llama "David" que uno que se llama "Basher". Los niños que tienen nombres que suenan femeninos tienen una incidencia más alta a portarse mal en el salón de clases durante los años de la escuela media, reporta Figlio en 2007 en "Education Finance and Policy". Las niñas con nombres femeninos suelen tomar clases humanitarias, mientras que las que tienen un nombre neutral o un nombre que suena masculino suelen interesarse en las ciencias o en las clases técnicas, de acuerdo a Figlio.

Efectos eduacionales

Tu hijo pasará muchos más años siendo un adulto que un niño, así que dale un nombre que funcione en todas las etapas de la vida. Nombrar a tu hijo "Tippy Toe Thompson " puede parecer una idea tierna y linda bajo los efectos de la anestesia de la cesárea, pero ¿Cómo va a sonar el día que haga el juramento para la presidencia de los Estados Unidos? Un estudio de la Ohio University publicado en abril del 2000 dentro del "Journal of Social Psychology" encontró que lo que se espera de una persona en el ambiente laboral depende de si su nombre concuerda con la feminidad o masculinidad del puesto. Un adulto con un nombre infantil o que suena como un apodo puede tener problemas para encontrar un trabajo como presidente de un banco.

Nombres de los familiares

Puede ser que tu abuelo haya sido la persona más importante en tu vida, pero si su nombre era "Alois", es mejor que encuentras alguna otra forma de honrarlo, que encasillando a tu hijo con ese nombre. Usa la primera inicial de alguien muy querido o su nombre medio, si suena mejor. Si tienes que usar el nombre para no deshonrar a tu familia, ponlo en medio, para que tu hijo no tenga que soportarlo día a día. En un estudio conducido por Bounty.com, una página web británica para padres, el 19% de los padres admitió que escogieron el nombre familiar para estar en paz con la familia.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por mariana groning