La importancia del juego físico en el desarrollo infantil

El juego físico incluye actividades que utilizan los movimientos del cuerpo para permitir que los niños usen su energía, y les da la oportunidad de desarrollar las habilidades motoras gruesas y finas, aprender cosas nuevas y conocer gente. El juego físico también beneficia la salud del niño. Comprender su importancia es vital para el desarrollo de tu hijo.

Aprendizaje

De acuerdo con el Instituto de Desarrollo Infantil, el 75 por ciento del desarrollo del cerebro ocurre después del nacimiento. El juego físico ayuda a un niño a desarrollar las conexiones entre las células nerviosas y el cerebro. A medida que estas conexiones se desarrollan, las habilidades motoras finas y gruesa de un niño, la socialización, la conciencia personal, el lenguaje, la creatividad y la resolución de problemas se mejoran. El juego físico ideal incorpora el juego con interacciones sociales y la resolución de problemas.

Salud

El juego físico proporciona varios beneficios para la salud. De acuerdo con el Centro de recursos del cuidado y la seguridad del niño, la actividad física promueve el desarrollo temprano del cerebro y el aprendizaje en los bebés y niños pequeños. También disminuye el riesgo de desarrollar problemas de salud como la enfermedad coronaria, la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, la obesidad y otras enfermedades crónicas.

Juegos al aire libre

El juego físico se produce principalmente fuera y proporciona a los niños la oportunidad de liberar su energía mediante actividad física vigorosa y el uso fuerte de la voz. De acuerdo conCentro de recursos del cuidado y la seguridad del niño: "Todos los niños de cero a cinco años de edad, así como los niños en edad escolar deben participar en actividad física diaria que promueva la condición física relacionada con la salud y las habilidades de movimiento." La mayoría de los niños desarrollan naturalmente la capacidad de correr y caminar. Sin embargo, requieren de práctica y enseñanza para poder saltar, galopar, deslizarse, atrapar, lanzar, patear, rebotar y otras habilidades. Los niños incorporan estas habilidades en los deportes, juegos y bailes. Los parques infantiles son lugares perfectos para que un niño desorralle las conexiones mentales, socialice y desarrolle la motricidad fina y gruesa.

Juego de interior

Muchos niños no tienen juego físico bajo techo porque muchos ambientes no son propicios para esto. Sin embargo, este tipo de juego proporciona un modo seguro y supervisado para incorporar al aprendizaje. Si falta espacio, mueve los muebles, usa un pasillo o utiliza una zona cubierta al aire libre (como un porche cubierto, zona de pabellón o toldo) para ofrecer un espacio para el juego físico guiado. Estas áreas proporcionan el ambiente perfecto para los juegos suaves de atrapadas, Pato ñato, bolos, Simon Dice, para bailar o realizar varios otros juegos físicamente activos.

Tecnología

De acuerdo con el Instituto de Desarrollo Infantil, los medios electrónicos, incluyendo la televisión, los videojuegos, las películas, los teléfonos celulares y la Internet, tiene un gran efecto en el juego físico. Los niños pasan más y más tiempo dedicados a un juego pasivo, utilizando un teclado o un dispositivo electrónico. Si bien esto puede tener algunos beneficios, deben pasar la mayor parte de su tiempo jugando físicamente e interactuando con los demás. Los padres deben entender las necesidades de juego de sus hijos y proporcionar un entorno que permita que lo lleven a cabo, tanto pasiva como físicamente.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly wonderly | Traducido por natalia pérez