¿Cuál es la importancia de una buena nutrición para los niños?

No hay ninguna duda de que los niños son melindrosos. Algunos niños únicamente quieren comer un tipo de comida, algunos no prueban ninguna nueva comida y algunos no comen alimentos de un color en particular. La buena nutrición es increíblemente importante para los niños incluso aunque mantenerla sea frecuentemente difícil para sus padres. Una nutrición apropiada es esencial durante la infancia para que el niño crezca obteniendo una altura y peso saludables, se pueda concentrar en la escuela y no tenga ninguna deficiencia nutricional.

Crecimiento de huesos y músculos


Durante el periodo de tiempo que abarca desde el nacimiento hasta los cinco años, el cuerpo humano atraviesa su más rápido crecimiento.

Durante el periodo de tiempo que abarca desde el nacimiento hasta los cinco años, el cuerpo humano atraviesa su más rápido crecimiento. Los cuerpos de los niños tienen una transición de gatear a caminar y después a correr y jugar deportes. La infancia es una época en donde los huesos y los músculos fuertes y saludables son obligatorios para que no dañen sus músculos o rompan sus huesos debido a una falta de nutrientes. El calcio de la leche, el queso y el yogur ayuda a reforzar los huesos de los niños conforme van creciendo. La proteína de alimentos como huevos y mantequilla de maní le da la energía a los músculos para que los niños puedan correr y jugar sin dañar el tejido muscular.

Prevención de deficiencias nutricionales


Es importante asegurarse de que los niños obtienen suficientes vitaminas y minerales.

Muchas deficiencias nutricionales, como el raquitismo y el escorbuto, solían ser comunes en los niños, pero ahora son muy extrañas. Esto es porque sabemos que la nutrición apropiada evita los efectos peligrosos de los trastornos provocados por las deficiencias nutricionales. Es importante asegurarse de que los niños obtienen suficientes vitaminas y minerales, consumiendo alimentos de todos los grupos alimenticios recomendados diariamente, especialmente frutas y vegetales.

Prevención de la obesidad


Los hábitos de una buena nutrición, como consumir frutas y vegetales todos los días y limitar la ingesta de azúcar, previenen la obesidad infantil.

La obesidad infantil se está haciendo un problema tan grande que los problemas de la salud relacionados con la obesidad que los adultos frecuentemente tienen ahora están apareciendo en niños por primera vez. Ahora hay casos de diabetes tipo 2 y colesterol alto en niños en edad escolar. Si los padres les enseñan a tener buenas prácticas de nutrición, tienen menor probabilidad de estar sobrenutridos y volverse obesos. Los hábitos de una buena nutrición, como consumir frutas y vegetales todos los días y limitar la ingesta de azúcar, evitan los problemas relacionados con la obesidad infantil que pueden durar una vida entera para el niño.

Hábitos de consumo alimenticio de por vida

Los niños se ven influidos por lo que sus padres consumen. Si ven que mamá o papá tienen hábitos alimenticios saludables como consumir frutas como refrigerio, los niños tendrán más probabilidad de hacer lo mismo. Una buena nutrición es importante durante la infancia porque es el período de tiempo en que se forman los hábitos de vida. Si un niño es criado para beber soda siempre que lo quiera, probablemente continuará con estos hábitos poco saludables en su adultez, lo que eventualmente provocará problemas de salud.

Concentración en el aprendizaje


El desempeño de un niño en la escuela tiene mucho que ver con sus hábitos de alimentación.

El desempeño de un niño en la escuela tiene mucho que ver con sus hábitos de alimentación. Por ejemplo, los niños que desayunan tienen una mejor concentración en la escuela que los niños que no lo hacen. Las prácticas de una buena nutrición involucran tomar el desayuno cada mañana para que el niño esté nutrido y listo para enfocarse. El enfoque y la concentración en la escuela dan como resultado un mejor aprendizaje, lo que a cambio da como resultado más oportunidades en la vida.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah davis | Traducido por laura de alba