¿Importa si me sostengo mientras estoy en una cinta de correr?

Las cintas de correr son máquinas de ejercicios relativamente simples, sin embargo, aún así necesitas saber cómo usarlas correctamente para obtener el máximo provecho de tu entrenamiento y evitar lesiones. La mayoría de las cintas tienen barandas a los lados, lo que hace que sea tentador aferrarte mientras te estás ejercitando, pero para tu propio beneficio y el de la cinta de correr, no debes hacerlo.

Forma de la cinta de correr

Debes caminar o correr en una cinta de la misma manera que lo haces en el suelo. Camina con la cabeza y el pecho hacia arriba, los abdominales contraídos y los hombros hacia atrás. No camines encorvado o mires a tus pies, mira al frente. Relaja los brazos a los lados y deja que se balanceen naturalmente como lo hacen cuando estás caminando en el suelo. No acortes o ajustes tu paso en la cinta. Camina o corre lo más normalmente posible.

Entrenamiento de calidad

Sostener el pasamanos afecta a la calidad de tu entrenamiento en la cinta de correr. El American College of Sports Medicine señala que sostenerse conlleva a un ritmo de marcha irregular. Tu forma se convierte en antinatural, lo que puede llevar a tensión muscular e incomodidad. Sostenerte del pasamanos hace tu entrenamiento más fácil, ya que transfiere la carga de tus piernas a la parte superior del cuerpo, reduciendo la cantidad de esfuerzo requerido y la cantidad de calorías que quemas durante el entrenamiento.

La cinta de correr

Otra razón por la que no debes aferrarte a la barandilla es para el beneficio de la cinta. Esto es especialmente cierto si compraste una cinta para tu hogar. Debido a que no caminas a un ritmo constante y normal cuando te sostienes del pasamanos, esto crea arrastre en la banda para caminar. Si la resistencia continúa durante mucho tiempo, puede recalentar el motor y los componentes electrónicos, lo que posiblemente dañará la cinta.

Consideraciones

Puede que tengas que sostener las barandas en ciertas situaciones. Si estás utilizando una cinta de correr por primera vez, hazlo hasta que te acostumbres al movimiento. Además, debes usar los pasamanos si tienes algún problema con la coordinación o el equilibrio. Hazlo con un agarre ligero. No te sostengas fuerte ni envuelvas la mano con fuerza alrededor de ellos. Coloca las manos ligeramente por encima de los carriles. De esta manera puedes tomarlos si te sientes desequilibrado, pero no vas a crear fricción o presión sobre la parte superior del cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por jolie johnson | Traducido por carlos alberto feruglio