Cómo implementar un programa de entrenamiento físico en el trabajo

La implementación de un programa de acondicionamiento físico en el lugar de trabajo puede ayudar a la rentabilidad de tu empresa. Un estudio realizado por el The American College of Occupational and Environmental Medicine, con resultados publicados en una edición de 2008 del "Journal of Occupational & Environmental Medicine", encontró que los empleados que participan en programas de bienestar laboral ahorraron de US$176 a US$182 en costos de atención de salud anual. Con la presentación de la gestión con los beneficios de un programa de acondicionamiento físico, puedes conseguir apoyo para un programa en tu propio lugar de trabajo y tener empleados más sanos y felices que costarán a la compañía menos en costos de salud.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Programa una cita con tu equipo de gestión para hablar de la posibilidad de implementar un programa de acondicionamiento físico en el lugar de trabajo. Ve armado con información sobre qué tipo de programa de acondicionamiento físico te gustaría usar, si se trata de una competición de pérdida de peso, días temáticos de gimnasio o clases de gimnasia que se ofrecen en el trabajo. Habla sobre el costo de un programa de acondicionamiento físico en comparación con los beneficios, como la reducción de los costos de salud y mejora de la productividad. Una vez que tengas el visto bueno de tus gerentes, puedes comenzar tu planificación.

  2. Reúnete con sus empleados para definir sus objetivos de gimnasia y tu plan de programa. Es bueno preguntar a los empleados sobre sus dificultades para ejercitarse. Algunas de las respuestas que puedes escuchar son las limitaciones de tiempo, la moral en el trabajo, el dinero y los niveles de condición física. Luego crea un programa que funcione para los objetivos colectivos de los interesados.

  3. Ofrece incentivos para atraer a tus empleados a que participen. Ya sea que se trate de un premio a la mayor pérdida de peso, un día en que los empleados participantes puedan venir tarde al trabajo o eventos patrocinados con comida gratis y gimnasio, haz que el programa de acondicionamiento físico sea emocionante y deseable. Sin incentivos, es posible que los empleados tengan poco interés.

  4. Participa en actividades de acondicionamiento físico, concursos y programas. Muestra tu apoyo al programa al hacer asignaciones para aquellos que estén participando. Por ejemplo, puedes decidir darle tiempo libre para asistir a las reuniones de control de peso juntos, sugiere el "St. Louis Business Journal". Muestra que como organizador del programa, tú crees en el programa de acondicionamiento físico y participa también para mantener la participación y la moral alta.

  5. Organiza días de acondicionamiento físico de toda la oficina para incluir a aquellos que no participan formalmente en el programa. Natural Healthcare Canada sugiere que tengas un "Walk to Work Day" ("Día de venir caminando al trabajo"), o tener un almuerzo de grupo exterior con el fin de conseguir que todos estén en movimiento. Una feria de salud o una reunión de ejercicio también puede ayudar a incluir a todos en tu oficina.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por mariela rebelo