Cómo impermeabilizar tus zapatos de cuero de manera económica

Los zapatos de cuero de calidad suelen ser costosos, así que lo último que quieres es pisar un charco de agua y arruinarlos. Cuando el cuero sin protección se moja, se seca y se vuelve rígido, además quedan marcas de agua sobre el zapato. Afortunadamente, puedes impermeabilizar el cuero para evitar que esto suceda, y no hace falta que gastes mucho dinero en productos de impermeabilización costosos. Puedes hacer que tus zapatos sean a prueba de agua de manera económica con un ingrediente natural que se encuentra en la mayoría de las farmacias.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Trapos suaves
  • Vinagre blanco
  • Lanolina
  • Hisopos de algodón

Instrucciones

  1. Limpia los zapatos cuidadosamente. Humedece un trapo suave con vinagre blanco y limpia el zapato para remover tierra y suciedad de la superficie. Pule con un trapo suave limpio para remover cualquier residuo de vinagre. (ver Referencia 2)

  2. Aplica una cantidad de lanolina del tamaño de una moneda de diez centavos sobre un trapo suave y limpio. La lanolina es económica y puede ser comprada en la mayoría de las farmacias o tiendas de alimentos saludables. (ver Referencias 1 y 3)

  3. Frota la lanolina suavemente sobre cada zapato, aplicándola de manera pareja sobre toda la superficie. Para los lugares difíciles de alcanzar, aplica la lanolina con un hisopo de algodón. (ver Referencia 3)

  4. Deja que los zapatos se asienten por unos pocos días para permitir que la lanolina se absorba y los zapatos se acondicionen. Pule los zapatos con un trapo limpio para remover el exceso de lanolina. Repite este proceso cada algunos meses para mantener los zapatos impermeabilizados (ver Referencia 3)

Consejos y advertencias

  • La lanolina tiene una base de aceite y puede manchar otras telas, así que utilízala con cuidado. (ver Referencia 3)

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por ana grasso