Cómo impermeabilizar tus tenis

Los tenis sufren un poco el deterioro por el uso, son los zapatos de preferencia para muchas actividades diarias. Para prolongar su vida, es importante impermeabilizarlos, no sólo para protegerlos de condiciones tales como la lluvia y la nieve si no para que sirva como una barrera contra restos y manchas que puedan dañarlos. Mientras que esto se aplica a todos los zapatos, es particularmente importante para los tenis, dado que estos están frecuentemente hechos de lona. Dale a tus tenis una segunda, mas duradera vida con una impermeabilización que puedes hacer tú mismo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 1 cucharada de bicarbonato
  • 1 cucharada de detergente para ropa
  • Vaso
  • Cepillo de dientes
  • Toallas de papel
  • Periódico
  • Aerosol impermeabilizante

Instrucciones

  1. Quita los cordones de los tenis. Para que ellos estén limpios y nuevos, ve directamente al paso 9.

  2. Coloca los tenis de lona en un fregadero, y deja correr agua caliente del grifo sobre ellos hasta que estén completamente mojados. Si los tenis están hechos de un material más delicado, como cuero o raso, consulta con el fabricante antes de utilizar este método.

  3. Mezcla 1 cucharada de bicarbonato, 1 cucharada de detergente en polvo para ropa y 1/2 cucharadita de agua en un vaso. Mezcla hasta que se forme una pasta.

  4. Sumerge un cepillo de dientes limpio en la mezcla, y úsalo para fregar los zapatos con un movimiento circular. Limpia toda la superficie de lona. Esto removerá todos los restos, haciendo que sea más fácil que se adhiera el aerosol impermeabilizante a la superficie.

  5. Limpia el zapato con una toalla de papel, quitando todo el limpiador y los restos.

  6. Enjuaga los zapatos con agua fría.

  7. Mete papel periódico dentro de los zapatos. Esto mantendrá erguida la tela, permitiendo que el tiempo de secado sea más corto.

  8. Deja que los zapatos se sequen durante la noche. La cantidad de tiempo que le llevará a los zapatos para secarse dependerá de su material. Por ejemplo, las telas como el polietileno se secan más rápido que la lona.

  9. Coloca los zapatos secos sobre una hoja de papel periódico, afuera o en un área bien ventilada.

  10. Rocía los zapatos generosamente con un aerosol impermeabilizante. Sostén la lata a 10 pulgadas (25 cm) de distancia de los zapatos, y aplica continuamente hasta que la tela esté completamente cubierta. Aplica dos o tres capas para una protección completa.

  11. Deja que los zapatos se sequen completamente durante la noche. Repite el proceso cada tres meses o después de que los zapatos hayan sido expuestos a un exceso de lluvia o restos.

Consejos y advertencias

  • Los minoristas de herramientas para exteriores generalmente venden la mayoría de los aerosoles impermeabilizantes para tránsito alto, mientras que las tiendas de zapatos venden aerosoles para uso diario. Cuando elijas cualquiera de los dos, busca un aerosol a base de silicona que esté formulado para la tela exacta de tus tenis, dado que esto proveerá una cobertura más duradera y efectiva.

Más galerías de fotos



Escrito por celeigh o'neil | Traducido por cinthia perez