El impacto social de ser una madre adolescente

Aproximadamente un millón de chicas adolescentes dan a luz en los Estados Unidos cada año, según KidsHealth.org. Además de los riesgos físicos y dificultades financieras, las madres adolescentes experimentan unos cambios sociales importantes. La American Academy of Child and Adolescent Psychiatry enfatiza que los sentimientos de furia, negación y culpabilidad son comunes en madres adolescentes. Estas emociones y la demanda de un bebé nuevo pueden ser tremendamente complicadas de superar.

Preparación

Ser una madre adolescente puede traer repercusiones sociales que se extienden hasta la edad adulta. Un gran porcentaje de madres adolescentes dejan el instituto. De hecho, según el Centers for Disease Control and Prevention, sólo aproximadamente el 50% de las madres adolescentes consiguen su diploma de instituto cuando llegan a los 22 años de edad. Salir del instituto para soportar el embarazo o cuidar del recién nacido puede impedir a la madre adolescente aprender las habilidades necesarias para la edad adulta y obtener un trabajo. Sin la educación adecuada, luchará incluso más para elevarse sobre un riesgo mayor de pobreza.

Vida social

Cuidar de un bebé requiere sacrificio del sueño, gastos y tiempo. Para una madre adolescente que previamente participaba en actividades sociales, puede ser un cambio impactante de repente no poder participar en muchas actividades extraescolares. La cantidad de aislamiento que siente puede estar directamente relacionada con el compromiso del padre u otros miembros de la familia. Con mucha ayuda financiera u ofertas para ayudar al bebé, algunas madres adolescentes siguen siendo capaces de disfrutar de su vida social y poder ver a amigos o participar en actividades ocasionalmente. Sin embargo, algunas madres adolescentes se encuentran sobrecogidas por su nuevo estilo de vida y tendrán que trabajar para conseguir nuevos amigos con los que tenga más en común.

Consideraciones

Las madres adolescentes experimentan un cambio social durante el embarazo. Los cambios del estilo de vida requeridos durante el embarazo significan que las actividades como beber o fumar han dejado de ser una opción, y el descanso extra que se necesita en el embarazo puede cortar la energía disponible para gastar tiempo en nuevos amigos. Finalmente, los altos niveles de estrés que aparecen con la espera del bebé pueden hacer que sea difícil disfrutar de las actividades extraescolares.

Recomendaciones

Para minimizar el impacto negativo, la comunicación con un sistema de soporte es esencial para una madre adolescente. Si tu adolescente está experimentando desafíos de maternidad, asegúrate de que tiene acceso a un consejero. Tu comunidad puede ofrecer programas donde pueda contactar con adolescentes en su situación, y algunas escuelas tienen programas que le permitirán completar su educación mientras recibe el cuidado gratuito o barato de su hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por susana lópez millot