El impacto de la forma de crianza en los hermanos

La crianza de los hermanos significa satisfacer las necesidades de cada hijo manteniendo equidad y coherencia en la casa. Los hermanos y hermanas, a pesar de que pueden nacer de las dos mismas personas, vienen al mundo con distinta personalidad y rasgos de carácter. El orden en que nace cada uno, así como el estilo y la forma de aprendizaje también pueden ser factores en la toma de decisiones. Aprende lo más pronto posible lo que funciona con cada uno de tus hijos para evitar muchos de los errores más comunes que cometen los padres con sus hijos.

Personalidad

Un niño comienza a desarrollar rasgos de personalidad en el útero. Los niños que son sobresalientes, tímidos, valientes y creativos, todos vienen al mundo con un conjunto único de necesidades. Comprender a cada uno de tus hijos como individuo, te ayudará para que como padre lo ayudes a tener mejor autoestima y a crecer con una imagen positiva de sí mismo. Un modelo único de crianza para todos los hijos puede afectar tu paternidad negativamente, y puede causar conflictos entre hermanos. Aunque establecer reglas en casa y ser coherente acerca de ellas es algo importante para mantener orden y mostrar imparcialidad, buscar modelos distintos de crianza para cada niño dentro del marco de un conjunto de reglas, te ayudará a pensar en la personalidad de cada uno. Por ejemplo, una regla en casa puede ser que todos se vayan a dormir a las 8:30 p.m. Pero uno de tus hijos requiere de una mayor cantidad de horas de sueño para funcionar bien en la escuela, mientras que los otros funcionan bien durmiendo esas horas o menos. Entonces, en lugar de establecer dos horarios diferentes para dormir, asegúrate de que todos se vayan a la cama a las 8:30 bajo el entendido de que pueden llevar a cabo actividades tranquilas en la cama antes de dormir. Leer, escuchar música o escribir son actividades que pueden relajar a aquellos que requieran menos horas de sueño. Asegúrate de establecer un horario en que ese niño deje cualquier actividad para irse a dormir y, de esta manera, no se aproveche de la situación.

Orden de nacimiento

El orden de nacimiento de cada hijo, puede ser un factor determinante en la forma de crianza de cada uno de los hijos. Los hermanos adquieren ciertos rasgos de personalidad que se derivan del orden en que nacieron. Los mayores tienden a confiar en sí mismos como líderes. Los medianos tienen que luchar más por la atención de sus padres. El más joven de la casa suele ser el más cariñoso y avanzado, simplemente porque su hermanos mayores le enseñaron el camino. Comprender cómo el orden de nacimiento afecta la personalidad de cada uno de tus hijos, puede ayudarte a que lo apoyes y pueda desarrollar sus habilidades únicas, así como también, sepas reconocer sus necesidades de amor y afecto. Sin duda, habrá momentos en que uno o más hermanos se sientan excluidos, ya sea por los padres o por sus hermanos y hermanas, pero enseñar a tus hijos cómo apoyarse entre sí, los ayudará mucho. El orden de nacimiento no debe meterlos en un molde y estereotipo, ni tampoco debe determinar tu forma de crianza. Sin embargo, esto te puede ayudar a medida que aprendes a responder a las necesidades de cada uno de tus hijos.

Género

El género conlleva algunas diferencias en la forma en que los hijos son criados. Las niñas y los niños son diferentes, y aunque hay muchas áreas en las que la paternidad es lo mismo para ambos géneros, cada niño tiene necesidades únicas. Los investigadores creen que muchas de las diferencias entre niños y niñas tienen que ver con las hormonas. Los bebés varones tienen niveles altos de testosterona y niveles de serotonina más bajos que las niñas. Esto los estresa más fácilmente y son más difíciles de calmar. El aumento de los niveles de testosterona también puede hacer que los varones sean más agresivos que las niñas. Conocer estas diferencias puede afectar la forma en que los padres tratan a los hijos del sexo opuesto. La clave sigue siendo la concordancia en las normas y en las expectativas, pero las consecuencias y recompensas por conductas apropiadas e inapropiadas pueden ser muy diferentes una vez que sepas cuáles son los valores del niño y de la niña en tu casa.

Familias mixtas

Los hermanos de familias mezcladas presentan un conjunto único de problemas. Estos niños pueden estar luchando por la aceptación del nuevo padre, pueden estar lidiando con la ira que sienten en contra de sus padres, además de sentir resentimiento hacia sus hermanastros y hermanastras. Trabajar en equipo con los miembros de las familias mixtas es provechoso para todos los hijos que participan porque pueden ver que todo el mundo está del mismo lado. Cada persona entra en el matrimonio con sus propios estilos de crianza. Averigua lo que funciona mejor con cada grupo de hijos y encuentra una manera de llegar a la mitad y así lograr que niños se sientan seguros, amados y valorados cuando están en casa.

Más galerías de fotos



Escrito por patti richards | Traducido por xochitl gutierrez cervantes