IMC saludables para adolescentes

Mantener un peso saludable es un primer paso importante en el camino del alcance sostenido de una buena salud. Con las tasas de obesidad infantil en aumento, el índice de masa corporal, o IMC, es una herramienta útil para identificar problemas de peso en niños y adolescentes, según los Centers for Disease Control and Prevention. El IMC es un número que se calcula a partir del peso y la altura de una persona. Para niños y adolescentes, a ese número se asigna un porcentaje que depende de la edad y del sexo del niño. Un peso saludable se ubica en los porcentajes del 5to al 85to.

Acerca del IMC


Mantener un peso saludable es un primer paso importante en el camino del alcance sostenido de una buena salud.

El CDC considera al IMC un indicador confiable de la grasa corporal en niños y adolescentes. Si bien no mide la grasa corporal directamente, el índice de masa corporal es menos costoso y más conveniente que ciertos métodos más precisos, tales como el pesaje bajo el agua y la absorciometría de rayos X de energía dual. Al ser utilizada como una herramienta de detección, el IMC puede ayudar a la detección de problemas de salud relacionados con el peso en los niños a partir de los 2 años. Independientemente de la edad o el sexo de una persona, el IMC se calcula multiplicando el peso en kilogramos y dividiendo el producto por el cuadrado de la altura en metros. Para los adolescentes, el número obtenido se representa luego gráficamente y se le asigna un porcentaje según la edad y el sexo. Visita la sección de Referencias para obtener un enlace al sitio web del CDC, que te ayudará a determinar el porcentaje de IMC para adolescentes.

Porcentajes de IMC


El CDC considera al IMC un indicador confiable de la grasa corporal en niños y adolescentes.

Existen cuatro rangos de porcentajes, y a cada uno se le asigna una categoría de estado de peso. Las personas con menor peso del ideal se ubican en una escala menor que el 5to porcentaje, mientras que aquellas con exceso de peso varían entre los porcentajes 85to y 95to. Un adolescente es considerado obeso cuando su peso se ubica en el porcentaje 95to o superior. Un peso saludable es aquél que se encuentra entre el 5to y el 85to lugar.

Adultos vs. Adolescentes


En los adultos, un IMC saludable se sitúa entre 18,5 y 25.

En los adultos, un IMC saludable se sitúa entre 18,5 y 25. Pero esta gama no se aplica a niños o adolescentes, según afirman los CDC, puesto que la grasa corporal se va modificando con la edad, y su tasa varía entre niños y niñas. Por esta razón, se utiliza el porcentaje, que tiene en cuenta la edad de los adolescentes y el sexo. Por ejemplo, un niño de 10 años de edad con un IMC de 23 es clasificado como obeso, pero de tener 15 años de edad, el mencionado índice se encontraría en la categoría de peso saludable.

Consideraciones


Los padres a menudo quieren saber cuánto deben pesar sus hijos.

Los padres a menudo quieren saber cuánto deben pesar sus hijos. Los rangos de pesos saludables no se proporcionan para adolescentes, debido a los cambios de altura que se producen a medida que el niño crece. Debido a las diferencias en el momento de aparición de la pubertad entre los niños y niñas, estos cambios son específicos para el género. Por tanto, es importante determinar el porcentaje que se aplique para tu hijo. Los CDC recomiendan que los adolescentes cuyo porcentaje de IMC se ubique por encima del rango considerado normal se sometan a pruebas adicionales de determinación de la grasa corporal. Esto puede incluir mediciones espesor pliegue cutáneo y evaluaciones de la dieta y la actividad física. Para más información, habla con tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por adam dave | Traducido por guido grimann