¿Qué hacer si tu IMC es de 18,5?

Un IMC, o índice de masa corporal, de 18,5 te clasifica como persona con infrapeso. Aunque las luchas del sobrepeso están bien documentadas en los medios, las personas con infrapeso también sufren problemas, como debilidad, fatiga, enfermedad frecuente y pobre autoestima. Si tienes infrapeso, deberías intentar mejorar tu salud y apariencia añadiendo calorías saludables a tu dieta.

Significado

El índice de masa corporal se calcula de acuerdo con tu peso y tu altura. Se usa por muchos médicos para determinar tu riesgo de desarrollar ciertas enfermedades asociadas con el sobrepeso o la obesidad. Un IMC normal es de entre 20 y 22. Uno más alto te pone en mayor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes de tipo 2, asma y ciertos cánceres. Si tu IMC está por debajo de 20, se te considera con infrapeso. Los que tienen un IMC de 18,5 a 17,5 son considerados con infrapeso extremo, apunta un artículo del 2007 en “Today’s Dietitian”. Tener infrapeso viene con su propio juego de preocupaciones de salud. Puedes sufrir de sistema inmunitario comprometido, malnutrición, osteoporosis de aparición temprana, debilidad y ciclos hormonales irregulares.

Dieta

Tu primera estrategia debería ser embarcarte en un plan para ganar peso. Una dieta alta en calorías que requiere de 500 a 1.000 calorías más de las que quemas a diario te ayudará a ganar de 1 a 2 libras (entre 0,4 y 0,9 kg) por semana. Aunque puedes pensar que puedes comer cualquier cosa cuando tienes infrapeso, hacer elecciones no saludables sigue poniéndote en riesgo de problemas relacionados con el consumo excesivo de sodio, azúcar, harina refinada y grasas saturadas. En vez de eso, añade calorías con porciones más grandes de comidas saludables y la adición de comidas altamente calóricas, como frutos secos, lácteos, fruta deshidratada y aceites vegetales.

Ejercicio

El ejercicio moderado puede ayudar a estimular tu apetito, facilitando tomar más calorías para apoyar tus metas de ganar peso. Considera añadir un paseo diario o montar en bici a tu rutina. También puedes querer realizar un entrenamiento de fuerza, lo que puede ayudar a mejorar tu habilidad para realizar tareas diarias y ayudarte a crear masa muscular.

Consideraciones

Ganar peso requiere paciencia y dedicación. Quizás sientas a veces que estás comiendo todo el tiempo en un esfuerzo de consumir todas las calorías que necesitas. Planea por adelantado (ten siempre tentempiés a mano para no perder nunca una comida) y opta por comida que disfrutes para hacer que el proceso sea menos estresante. También puedes beber calorías (prueba con leche o zumo 100%) como forma de ganar peso.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por natalia navarro