Cómo identificar los problemas de la piel del rostro

Existen muchas causas para los problemas de la piel del rostro, y cuando éstos surgen, se los debe tratar lo antes posible para evitar que empeoren. Pero antes de poder tratarlos, debes saber de qué se trata. Aprende los signos y los síntomas de diversos problemas de la piel para poder tratar las condiciones de tu cutis con mayor efectividad.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Fíjate si tienes brotes anormales en la piel que pueden ser un signo de acné. El acné es un problema de la piel que con frecuencia se manifiesta cuando se producen cambios hormonales. Si el problema es el acné, la piel se brota con comedones, pústulas, granos, nódulos y/o quistes. Identifica a los comedones: son tapones negros en los poros. Una pústula tendrá la apariencia de un grano muy pequeño debajo de la piel. Los granos son rojos y tienen una cabeza blanca de pus en el centro cuando están listo para ser extraídos. Los quistes tienen el aspecto de protuberancias irritadas que contienen pus y son molestos. Los nódulos son similares y también causan malestar.

  2. Identifica un problema de piel grasa verificando si la piel luce gruesa. Fíjate si tus poros están agrandados y tapados con residuos y aceites. La piel grasa tendrá una capa fina de aceite sobre ella y cada tanto desarrollará granos y comedones.

  3. Identifica una piel seca pasando tu mano contra la piel para ver si se siente suave. Por lo general, la piel seca se siente áspera y escamosa. Puede ser tensa al tacto y los poros son tan pequeños que apenas se los puede ver. Verifica si la piel luce seca.

  4. Fíjate si tu piel es mixta mirando las zonas de la piel que difieren. Mira tu frente, nariz y mentón para ver si esas áreas son grasas, y luego las mejillas para ver si son secas. La piel mixta mostrará signos de grasitud en la zona T de tu rostro.

  5. Identifica una piel que envejece fijándote en la flacidez de la piel y en las arrugas. Esta piel también presenta manchas oscuras llamadas "manchas del hígado" o parches de decoloración. Fíjate si la piel está seca y si hay pequeñas partes de carne que cuelgan, que se encuentran comúnmente alrededor de los ojos y en el cuello.

  6. Fíjate si los poros se observan a simple vista, para identificar un problema de poros agradados. Este tipo de poros recolecta aceites e impurezas, y los aceites que están allí con frecuencia se convierten en comedones. Observa si los tienes en el área de la nariz, las mejillas y el mentón.

Consejos y advertencias

  • Con una buena iluminación y un espejo de maquillaje con aumento podrás ver e identificar zonas problemáticas en tu rostro.

Más galerías de fotos



Escrito por grace covelli | Traducido por irene cudich