Cómo identificar las capacidades y debilidades de tu hijo

Albert Einstein dijo: "Todo el mundo es un genio. Pero si tú juzgas a un pez por su habilidad para trepar a un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es estúpido ". Esta observación es más cierta que nunca en la crianza de los niños. Cada niño tiene un conjunto diferente de las fortalezas y debilidades. Cuidar sus fortalezas y mejorar sus debilidades es la clave para criar a tu propio genio, feliz y pleno.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Participa en diversas actividades junto con él donde seas capaz de observar el comportamiento de tu hijo. Ir a un museo, dirigirte al parque o ir a la biblioteca ayuda a identificar las fortalezas y las debilidades de tu hijo. Por ejemplo, en el parque tu hijo puede gravitar hacia otros niños, mostrando una propensión a las habilidades sociales. En la biblioteca, puede optar por libros con imágenes, lo que demuestra que él es un estudiante visual.

  2. Explora los diferentes estilos de aprendizaje de su hijo para ayudar a comprender su rendimiento en la escuela. Experimenta con imágenes, palabras y sonidos para ver a qué responde mejor tu hijo. A medida que descubres qué estilo de aprendizaje funciona mejor para tu hijo, pasa tiempo cultivando y practicando sus habilidades más débiles. Si sobresale en las instrucciones escritas, pero se le dificultan las verbales, practica dando instrucciones verbales para ayudar a fortalecer esa debilidad particular.

  3. Juega con tu hijo todos los días. Aprenderás mucho de los juguetes que elige en comparación de los que lo aburren de forma rápida. Extiende una gran variedad de juguetes, libros y artículos de arte en frente de tu hijo y observa cuáles le atraen. Sus intereses generales a menudo indican sus puntos fuertes porque se siente seguro en determinadas tareas o talentos.

  4. Escucha lo que tu hijo te informa acerca de su día, sus diversas experiencias o los libros que ha leído. Basta con escuchar lo que dice tu hijo para darte un mayor conocimiento de sus fortalezas y debilidades. Escucha una narración acerca de su día en la escuela, puedes centrarte en su actuación en educación física, lo que indica una fortaleza en las actividades manuales y físicas. También puede restarle importancia a su experiencia en la clase de matemáticas, lo que indica una debilidad cuando se trata de los números.

  5. Dile a tu hijo que evite compararse con otros niños y evita hacer tú lo mismo. No le estás haciendo un favor a tu hijo cuando lo comparas con sus compañeros, diciendo de manera indirecta que sus habilidades deben ser iguales que las de los demás. En lugar de eso, concéntrate en las fortalezas y debilidades de tu hijo, explicando que nadie es perfecto y que cada uno sobresale en algo.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por sandra magali chávez esqueda