Ideas para viviendas pequeñas que son seguras para niños

Vivir en una pequeña casa con los niños puede ser un reto. No sólo tienes un espacio limitado para guardar juguetes, libros y ropa, sino que también puedes sentir como si estuvieras por tropezar con uno o con otro todo el tiempo. Puede ser que incluso carezcas de la privacidad que necesitas como padre. Si no puedes o no quieres mudarte, no tienes que resignarte a años de vida agobiante. Reparaciones simples pueden hacer que tu espacio parezca más grande, mantenga la seguridad de tu hijo y darle un hogar que te encantará.

Elige muebles pequeños

No tienes que llenar tu sala de estar con sillas de preescolar y mesas auxiliares, pero no puedes tener una gran sección transversal y un sillón reclinable tampoco. Elige muebles compactos, como un sofá, una mesita y una estantería o dos. La página web Decoist sugiere muebles modulares, porque se pueden mover de varias maneras para adaptarse a diferentes necesidades en tu espacio de vida, como la fiesta de cumpleaños de un niño o una noche de cine. También puedes comprar reposapiés, que también funcionan como mesas o mesas auxiliares que pueden guardarse cuando no están en uso. El mobiliario mínimo significa menos posibilidades de que tu hijo se lastime mientras navega en un pequeño cuarto que está repleto.

Lámparas colgantes

En lugar de ocupar espacio valioso con lámparas de pie, utiliza las colgantes para aclarar algo de espacio sin sacrificar la luz que necesitas para leer con tus hijos o jugar un juego de mesa en la noche. Cuelga las lámparas donde habías colocado la versión de pie para asegurarte de que tienes suficiente luz en toda la habitación. Es probable que sólo necesites dos o tres para una pequeña sala de estar. Esto evita que los niños vuelquen las lámparas mientras juegan, lo que podría dañarlos o quemarlos.

Crea almacenamiento

No hay duda de que criar niños viene con un montón de cosas, que pueden ocupar rápidamente una pequeña sala de estar con un montón aquí y allá. Existen soluciones de almacenamiento creativas que impedirán tener que deshacerse de tus posesiones más preciadas, pero te permitirán sentarse en el sofá sin tener que compartir el espacio con animales de peluche y coches de juguete. Utiliza una mesa de centro con cajones para que tengas un lugar para los libros y papeles de la escuela. Tira los juguetes en cestas o cajas decorativas y colócalos en la parte inferior de una estantería donde tu hijo pueda llegar a salvo a ellos. Estos contenedores también pueden deslizarse por debajo de las tablas laterales o un sofá para que tu hijo no se tropiece con ellos cada vez que se da la vuelta.

Estantes

No sólo los estantes de la pared te dan plazas adicionales para mantener las cosas en un pequeño espacio, sino que también te permiten colocar elementos que podrían perjudicar a tu hijo fuera de su alcance. Mantén las velas encendidas en las estanterías para que puedas disfrutar el aroma sin preocuparte de que tu hijo vaya a tocar la llama. Pon jarrones frágiles y chucherías en los estantes para que tu hijo no pueda romperlos por accidente, lo que lo protege de cortarse con el vidrio roto o cerámica. Los objetos afilados y pesados ​​también pueden descansar en las estanterías para que no se lastime tu pequeño.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por mariana van der groef