Ideas para vacaciones familiares de bajo presupuesto

Mientras la mayor parte de las personas esperan con ansiedad contar con el tiempo libre para las vacaciones familiares, en tu caso puede resultar desalentador enfrentarse a la realidad de un presupuesto acotado, y no acceder a las vacaciones soñadas. Sin embargo, ten en cuenta que aún si tus vacaciones no involucran un destino exótico o una aventura extraordinaria, tu familia aún puede pasar un tiempo de calidad al permanecer juntos, sin importar tu situación financiera. Ya sea que te quedes en la ciudad o tengas la esperanza de irte por unos días, es posible disfrutar de unas maravillosas vacaciones familiares que se ajusten a tu presupuesto.

Ve de campamento


El campamento es una opción divertida y económica.

De manera típica, el campamento constituye una opción económica para unas vacaciones familiares, en especial cuando lo comparas con el costo de los boletos aéreos y varias noches de estadía en un hotel. Si ya cuentas con una o dos tiendas de campaña, ahorrarás aún más. Dirígete hacia un campamento que no se encuentre muy lejos para reducir el costo del combustible. Haz que todo sea un juego para que los niños se mantengan entretenidos, desde una carrera al armar las carpas hasta una competición de búsqueda del tesoro en la naturaleza. Aprovecha las ventajas de actividades al aire libre gratuitas o de costo ínfimo, tales como caminar, andar en bicicleta o pescar en el lago. Algunos campamentos incluyen actividades familiares nocturnas como películas al aire libre.

Estadía en un hotel local


Elige pasar una estadía corta en un hotel local.

Puede ocurrir que tu presupuesto no alcance para irte de la ciudad; sin embargo, la estadía por una o dos noches en un hotel local será un cambio de ritmo agradable, y se sentirá como unas mini-vacaciones. Cuando busques un hotel de tu zona, considera uno que sea de ambiente familiar; uno con piscina donde los niños puedan nadar resultaría ideal. Otros servicios de un hotel familiar para considerar incluyen cuartos adyacentes, cena gratuita para niños en el lugar y un club o programa infantil. Compórtate como un turista en tu propia ciudad durante el día, y realiza actividades que estén fuera de tu rutina cotidiana. Por ejemplo, visita esa galería de arte que siempre pasas de largo, o invita a los niños a un desafío épico de juegos de láser en el centro de entretenimientos familiar local.

Vacaciones en casa


Organiza actividades divertidas en tu patio.

Tu familia puede tener unas vacaciones fantásticas en el hogar si cuentas con las ideas, las actividades y la actitud adecuadas. Si sueñas con unas vacaciones en la playa, por ejemplo, haz bebidas tropicales, llena de agua una piscina inflable grande y recuéstate al aire libre sobre tumbonas en tu patio, como si estuvieses en un centro vacacional tropical de primer nivel. Coloca una red de vóleibol y juega con los niños como lo harías en la playa. Llena otra gran piscina inflable con arena y realiza una competencia de castillos de arena. Si tus vacaciones soñadas son en una cabaña acogedora durante el invierno, enciende la chimenea si cuentas con una. Prepara chocolate caliente o fondue de chocolate con los niños. Ponte tu ropa invernal y ve a caminar en la nieve. Ubica almohadas y frazadas sobre el piso, y mira con tu familia una película de temática invernal; o juega a las cartas, y juegos de mesa.

Intercambio de hogares


Intercambia tu casa con algún conocido.

Un intercambio de hogares se da cuando te quedas en la casa de otra familia, mientras ellos permanecen en la tuya en lugar de pagar hoteles costosos. Esto puede hacer que una vacación en un lugar alejado sea mucho más accesible para tu familia. Tal vez tengas un primo, tía o amigo íntimo que vive en otro estado que quieras visitar. Puedes ofrecerle tu casa a su familia, si el arreglo funciona. Si no cuentas con ninguna persona conocida, puedes encontrar en línea varias empresas de intercambio de hogares que coordinan familias que quieran viajar a las zonas de cada una de ellas. Las empresas de intercambio de hogares de buena reputación incluyen verificaciones del entorno y otros procesos de evaluación.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por sofia elvira rienti