Ideas ricas en proteínas para el desayuno de los niños

El desayuno es la comida más importante del día para tu hijo. Éste le brinda la energía que necesita para prestar atención en la escuela y participar de actividades tales como deportes organizados. De acuerdo con Kids Health "saltarse el desayuno puede hacer que el niño se sienta cansado, inquieto e irritable". Las mañanas pueden ser caóticas para muchas familias, pero con algo de creatividad puedes servir un desayuno rápido y delicioso, rico en proteínas para tu hijo.

Huevos

Comienza el día de tus hijos con un desayuno saludable que incluya huevos, los cuales son ricos en proteínas. Los pediatras de Ask Dr. Sears afirman que los niños que comen huevos en el desayuno tienen mayor probabilidad de obtener buenas notas y de prestar atención en clase. Los burritos de desayuno son excelentes para los niños que no tienen mucho tiempo en la mañana, ya que se los pueden llevar consigo. Envuelve huevos revueltos, queso cheddar bajo en grasas, trocitos de tocino y tomates cortados en una tortilla de trigo tibia para un desayuno sencillo para llevar. Si tienes tiempo, sirve un omelette hecho de huevos, leche descremada, pimientos verdes, cebolla y queso. Incluye un acompañamiento de tocino de pavo y jugo para lograr una comida completa.

Avena

La avena es una excelente adición al desayuno. La avena contiene carbohidratos, fibra y proteínas que tu hijo necesita para abastecer su cuerpo luego de una noche de sueño. Prepara avena con leche descremada o de soja, y añade jarabe de arce o frutas deshidratadas como cerezas o arándanos agrios para darle un toque de dulzura. Si tu hijo adora el chocolate, prueba añadir un poco de cacao en polvo y dátiles picados a la avena cocida para un desayuno delicioso con sabor a chocolate. Si el niño se resiste a comer la avena preparada de forma tradicional, puedes hornear barras para el desayuno con copos de avena integral, damascos, pasas rubias, zanahoria, nueces y miel para llevar.

Batidos y licuados

Los licuados son los favoritos de los niños y se pueden preparar de muchas formas. Coloca fruta seca, como duraznos, bananas, mangos, arándanos, frambuesas o fresas, hielo, leche descremada, de arroz o leche de soja con sabor a vainilla en la licuadora y licúa hasta lograr un batido suave para un desayuno rápido y saludable. Para una dosis adicional de proteínas en la mañana, haz un batido de proteínas sabor a chocolate con leche de soja de chocolate, nueces y yogur griego. Añadir yogur griego a tu batido sumará unos 15 a 18 gramos más de proteínas.

Cereal

El cereal viene en una amplia variedad de elecciones para satisfacer al más exigente comensal en el desayuno. Un bol con cereal, una banana en rodajas y leche tienen proteínas, fibras y vitaminas, haciéndolo una excelente opción para comenzar el día. Añade variedad al cereal de tu hijo creando un postre de desayuno. Coloca cereal crocante, yogur de fresa, fresas trozadas y arándanos en un vaso largo de helado o en un bol, y acompáñalo de mermelada de pura fruta para un delicioso desayuno frío en un día caluroso de verano.

Más galerías de fotos



Escrito por kim waits | Traducido por mike tazenda