Ideas para preparar almuerzos sanos

Cuando te comprometes a preparar comidas sanas, te comprometes a consumir alimentos que sean lo más naturales posible, tales como los granos integrales en lugar de harinas refinadas o filetes de pescado fresco en lugar de piezas congeladas. Al mismo tiempo, el libro "The Everything Eating Clean Cookbook” (El libro de cocina para comer sano), dice que además debes centrarte en el tamaño de las porciones, evitar los azúcares y edulcorantes, así como combinar grasas saludables, proteínas y carbohidratos en cada comida. Si tienes el lujo de comer en casa todos los días o debes preparar un almuerzo para la escuela o trabajo, piensa en estas ideas y considera limpiar tu dieta y disfrutar comidas más sanas.

Las ganadoras son las ensaladas


Ensalada de aguacate y verduras frescas.

Es comprensible cuando piensas que una ensalada cumple con la definición de un almuerzo sano, pero a veces los ingredientes, como el aderezo para ensaladas embotellado, pueden hacer que desvíes tu intención de dieta sana. Para que tus almuerzos no te aburran y siempre te parezcan novedosos aprende a salirte de las convenciones, si comes día tras día una ensalada verde sentirás que tu comer sano se vuelve tedioso. La revista “Eating Well”, recomienda una ensalada estilo sudeste, hecha con verduras (greens), frijoles negros (black beans), maíz (corn), tomates uva (grape tomatoes), aderezada con aguacate y lima, algo que puedes preparar en casa. Si la tienes que llevar a tu trabajo, empaca las verduras, demás ingredientes y el aderezo en recipientes separados para evitar que pierdan su sabor crujiente.

Los granos cordiales


Hogaza de pan de trigo entero.

Un almuerzo a base de granos puede satisfacer tu apetito y ser abundante, pero mantente alejado de versiones refinadas como pasta blanca, pan o arroz. El libro "The Everything Eating Clean Cookbook" (El libro de cocina para comer sano) sugiere panes y pastas elaborados con cereales integrales, como la quinua, el trigo y el mijo. Revisa las sugerencias que presenta la revista “Eating Well” y combina el cuscús de trigo integral, un tipo de pasta, con algunas frutas frescas y salmón a la parrilla o pollo para un almuerzo ligero. También puedes preparar bulgur con alguna leguminosa, como las lentejas, para almorzar con vegetales que también contienen proteína y fibra.

A algunos les gusta la comida caliente


Rollos de pavo.

A veces un alimento no se siente como una comida si no está caliente. Una de las comidas sanas más simples es comer las sobras de la cena anterior. Si tu familia la devoró toda, puedes preparar un plato nutritivo al comienzo de la semana y comerla durante el almuerzo. Por ejemplo, la revista "Clean Eating" sugiere que elabores piezas de pasta rellenas de pavo y espinacas. Para preparar los rollos, hierve fideos de lasaña de trigo entero y luego rellénalos con pavo magro, espinacas frescas y salsa de tomate. Verifica si debes agregar sal o azúcar y, por último, enróllalos.

Opciones amigables para niños


Hamburguesa de pavo.

Cuando comes de manera sana conviertes el tema sobre la alimentación en algo familiar, ya que no debes descuidar las preferencias de tu hijo cuando preparas su caja de almuerzo. La revista "Clean Eating" ofrece comidas para los niños que logran evitar la sal, azúcar y otros ingredientes poco saludables al tiempo que apela a los gustos de los niños. Por ejemplo, coloca una quesadilla que contenga no sólo queso ricota cremoso, sino también pollo y espinacas para satisfacer la necesidad de proteínas y fibra. Los niños que aman las hamburguesas pueden disfrutar de un pequeño sándwich con carne de pavo molida que no lleve grasa y el bollo sea de pan de trigo integral.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por xochitl gutierrez cervantes