Ideas para la mesada de los adolescentes

Aproximadamente tres de cinco adolescentes reciben una mesada, según la información de 2012 de la American Academy of Pediatrics. Algunos padres usan la mesada como "pago" por realizar ciertas tareas, mientras que para otros es simplemente una forma de enseñarles a sus hijos a administrar el dinero dándoles una cantidad establecida todas las semanas, semana de por medio o cada mes para cubrir sus gastos.

Determinar la cantidad

Hay varias opciones disponibles en el momento de determinar la cantidad de dinero que le darás a un adolescente. Por ejemplo, la American Academy of Pediatrics sugiere seguir las tendencias que se observan en otras familias. Si los padres de los amigos de tu adolescente le ofrecen dinero suficiente para comprarse el almuerzo todos los días en la escuela y para ir al cine los fines de semana, entonces piensa en hacer lo mismo. Otra posibilidad es tener un estimado de lo que gasta tu hijo todas las semanas en comida, entretenimiento y otras cosas innecesarias, como descargas de música o alquileres de video juegos. KidsHealth también recomienda que los padres sean constantes y tengan en cuenta su panorama financiero. Dale a tu hijo sólo lo que puedas costear sin inconvenientes cada semana.

La mesada y las tareas del hogar

Si decides darle la mesada a tu hijo a cambio de la realización de las tareas del hogar, deberías "pagarle" en base a su desempeño. Pero primero siéntate con él y explícale la conexión entre la mesada y las tareas (y las posibles consecuencias de no cumplir con su parte del trato). Por ejemplo, primero le debes dar una lista específica de tareas que le hará ganar una determinada cantidad si la completa con éxito, como $30. Si sólo hace la mitad de las tareas de la lista, dile que nada más recibirá $15. Deja que tu hijo pueda opinar sobre las tareas que quiere realizar (y ten un gráfico de las tareas en un área bien transitada para ayudarlo a mantenerse en camino). La American Academy of Pediatrics también recomienda que los padres permitan que sus hijos realicen tareas extra si quieren comprar un objeto que cuesta más de lo que recibe en su mesada habitual.

Ahorrar versus gastar

Virginia Cooperative Extension le recomienda a los padres darles libertad a los adolescentes en lo que respecta a la forma de gastar sus mesadas. Establecer una cuenta de ahorros es una manera excelente de alentarlos a ahorrar dinero y, a su vez, le permite a los padres llevar un registro del dinero. Si la mesada es exclusivamente para compras discrecionales y no gastos esenciales, recuérdale a tu hija que una vez que el dinero se termine, tendrá que ganar más realizando tareas extra, sacando dinero de su cuenta de ahorros o tomando fondos prestados de ti (que es un hábito que preferentemente no debes alentar). Usa la mesada como herramienta para ayudarles a los adolescentes a entender la responsabilidad de mantener una cuenta bancaria, y las desventajas de gastar el dinero de forma frívola.

Mesada trimestral

Además de una mesada semanal, cada dos semanas o mensual, KidsHealth también observa que los padres tal vez les quieran dar a sus hijos una mesada trimestral específicamente para ropa o suministros escolares. Si decides hacer eso, deberías dejar en claro la forma en que se supone que tu hija gaste el dinero "adicional" y asegurar que entienda que no es para maquillaje, boletos de películas o descargas de música en línea. Trabaja con ella para calcular un estimado de su presupuesto para la ropa o útiles escolares, y recuerda tener en mente tus propias finanzas. Piensa en aumentar una mesada para vestimenta y artículos de la escuela justo antes del comienzo de todas las clases, o si tu hija requiere objetos más costosos, como un abrigo de invierno o botas.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por laura guilleron