Ideas mensuales para ganar peso

Estar por debajo del peso puede conducir a tener deficiencia de nutrientes, salud ósea deficiente y un sistema inmunitario debilitado. Algunas personas podrían querer ganar peso para alcanzar un nivel de peso normal o para añadir masa muscular magra a su marco de cuerpo. Es importante aumentar de peso de manera saludable, ya que es importante que no aumentes significativamente tu porcentaje de grasa corporal.

Objetivos mensuales

Aumentar una o dos libras cada semana se considera un objetivo alcanzable y saludable. Adoptar un enfoque lento y atento te ayudará a añadir crecimiento de grasa magra en lugar de grasa muscular. En el transcurso de un mes, apunta a un aumento de cuatro a ocho libras de peso. Registra tu peso inicial antes de comenzar un plan de aumento de peso. Comprueba tu peso semanalmente el mismo día y al mismo tiempo para determinar si estás ganando peso a un ritmo saludable. Ajusta tu plan en consecuencia si es necesario.

Ganar una libra

Para obtener una libra de músculo, debes consumir un exceso de 2,500 calorías. Para un aumento semanal de una a dos libras, aumenta la ingesta calórica diaria de 350 a 700 calorías. Si tu médico te ha aconsejado aumentar la grasa, consume un exceso de 3,500 calorías por semana para ganar una libra de grasa. Aunque esto puede parecer un gran número de calorías que añadir en tu dieta, podrías consumir las calorías durante todo el día. Para obtener las calorías extras, come alimentos saludables, como carnes, verduras, frutas, cereales integrales y grasas saludables como aguacates y nueces.

Confeccionar tus entrenamientos

Aumentar las calorías sin hacer ejercicio conducirá al aumento de peso poco saludable. Incluye resistencia regular y entrenamiento cardiovascular semanal. Céntrate en el cardio de intensidad inferior para evitar la quema de un gran número de calorías. El entrenamiento de resistencia promoverá el crecimiento del músculo, que es necesario para el aumento de peso saludable y mantenible. Durante el transcurso de cada mes, aumenta la frecuencia, duración o tiempo de cada sesión de ejercicio. Las calorías adicionales ayudan a alimentar los entrenamientos y te permite avanzar a un ritmo más rápido.

Equlibrar el acto

Quemar más calorías de las que consumes resultará en pérdida de peso. Si aumentas tu nivel de actividad física sin añadir más calorías a tu dieta, tu progreso de aumento de peso comenzará a disminuir. Debes ser siempre consciente de tu nivel de actividad. Usa un monitor de ritmo cardíaco para ayudarte a rastrear el número de calorías que quemas en cada entrenamiento. Aunque tal vez tengas que comer más calorías si haces ejercicio con frecuencia, el esfuerzo que tienes que hacer para consumir más alimentos se ve compensado por los beneficios de la salud que cosecharás del ejercicio regular.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah morgan | Traducido por maria gloria garcia menendez