Ideas para las loncheras de los pre-escolares

Cuando tu hijo comience pre-escolar, seguramente lo deberás mandar al colegio con el alumuerzo diario. Las comidas de una porción que se enden en los almacenes son muy convenientes, pero comúnmente tienen mucha sal, azúcar, grasas y calorías vacías. Es mejor darle comidas con nutrientes densos. Como los pequeños pueden ser muy selectivos, mandarlos a la escuela con comidas que luzcan y sean sabrosas, aumenta las posibilidades de que se coma todo lo que le pongas en su lonchera.

El curso principal


Un emparedado de queso y verduras.

El tradicional plato principal para una lochera es un emparedado. Aunque a muchos pre-escolares les gustan los emparedados simples como los de queso, mantequilla de maní y gelatina y jamón, algunos se aburrirán de comer todos los días lo mismo. Trata de poner los mismos ingredientes que le pondrías a una tortilla entre dos rebanadas de pan y envuélvelo y córtalo en círculos. Otra forma de disimular los emparedados es cortarlos en formas graciosas con los cortadores de galletas. O prueba con diferentes clases de pan, como el de centeno, pan negro, o de pita. Haz emparedados sanos usando un pan de granos enteros, una pasta para untar de frutas en lugar de la gelatina y agregándole un poco de lechuga y tomate junto con los fiambres. También ten en cuenta que hay otros platos principales que pueden reemplazar a los emparedados. Tu niño puede disfrutar de unas bayas mezcladas. Otra opción es llenar un termo o recipiente térmico con las sobras del día anterior o una sopa. O prueba un taco de ensalada con carne, lechuga, tomates, aceitunas y crema agria y como acompañamiento pon patatas fritas . También puede ser que le guste una ensalada de pasta mezclada con verduras frescas o cocinadas al vapor.

Frutas y verduras


Bananas.

Incluye una fruta o una verdura a la lonchera de tu hijo para agregarle color, algo que sea crocante y que tenga vitaminas para el almuero. Esparce sobre la fruta en rodajas jugo de limón para evitar que se ponga marrón. Además de las típicas frutas de las loncheras como las manzanas, las bananas y las naranjas, prueba con trozos de melón o de ananá, un pequeño recipiente con fresas o un puñado de frutas secas. Recuerda cortar las uvas a lo largo para evitar que se ahoguen. A los pre-escolares generalmente les gusta comer las verduras con alguna clase de salsa para untar. Dales un pequeño recipiente con queso azul, humus o salsa. Incluye zanahorias baby, chauchas crudas, tiras de pimientos o pepinos o tomates cherry cortados al medio.

Comidas como tentempies


Las palomitas de maíz son un buen tentempié.

Dales tentempies como patatas fritas y bolitas de queso, que generalente tienen grasa, calorías y sodio. Reemplaza lo anterior con las palomitas de maíz caseras, dándoles sabor con polvo de ajo. Otra idea es hacer patatas o batatas fritas caseras en el horno. Espolvoréalas ligeramente con sal y pimienta, ajo en polvo o canela. En lugar de magdalenas, barras de chocolate y otras cosas dulces, dale galletas dulces hechas con jugos caseros. O haz gelatinas siguiendo las instrucciones del paquete agregándole trozos de bananas, pasas de uva o cualquier otra fruta dulce antes de que se coagulen. Para los niños a los que les gustan las cosas dulces trata con frambuesas secas, coco rallado, avena tostada y algunas astillas de chocolate que no le darán tantas calorías. No le des nueces enteras porque corre el peligro de atragantarse.

Bebidas


Dale una caja de jugo.

Si la escuela a la que va tu hijo no le provee la leche, considera darle una botella pequeña con agua. El agua lo hidratará, no lo llenará, de manera que podrá comer su almuerzo y no le agregará ni azúcar ni calorías a su dieta. Si tu niño no toma agua, dale leche baja en grasas o un jugo de frutas 100%. Evita darle un coctel de frutas o bebidas deportivas porque contienen demasiada azúcar.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kulas | Traducido por adriana de marco