Ideas con incentivos para niños

Probablemente no quieres que tus hijos quieran obtener un premio o recompensa cada vez que hagan lo que les pidas. Al mismo tiempo, ofrecer un incentivo es una forma sencilla y efectiva para motivar a los niños a cumplir sus responsabilidades, de acuerdo con el Dr. James Dobson, fundador de Focus on the Family. No tienes que comprar juguetes caros, pues la mayoría de los niños se contentan con pequeños regalos y muchos elogios.

Paseos

La mayoría de los niños ansían un tiempo para hacer actividades divertidas con sus padres, de modo que un paseo es un incentivo ideal para los niños de todas las edades. Por ejemplo, un niño amaría una salida al parque por aprender a ir al baño; y si tu hijo de preescolar se logra quedar quieto en su asiento cuando debe por una semana, puedes recompensarlo con una salida al zoológico o al acuario. Si tu hijo de la escuela elemental, obtiene calificaciones altas en su libreta, llévalo a comer pizza; tu hijo de secundaria probablemente amará ir a un parque de diversiones o a jugar bolos.

Caja de recompensas

Los niños pequeños responden bien a una recompensa inmediata, y si la pueden escoger, es incluso más efectiva. Dobson sugiere llenar una cesta con pequeñas recompensas y sacarla si tus hijos guardan sus juguetes sin pedírselo o comen la cena sin ensuciar el piso. Llena la cesta con juguetes pequeños, estampas o utensilios de arte. Para niños mayores, coloca en la cesta tarjetas de regalo para descargar música o cupones para helado después de la cena ya que los juguetes no les interesan a los adolescentes. Permíteles elegir su recompensa, si estudian para un examen sin habérselo recordado o si llenaron el tanque de gasolina cuando tomaron prestado el automóvil.

Dinero

La mayoría de los niños aman tener su propio dinero para gastarlo como quieran, sin importar si es para tarjetas de béisbol o para el cine con amigos. Así que es un buen incentivo para que tus hijos hagan tareas caseras. Asigna a cada niño varias tareas por una cantidad específica de dinero; si el niño realiza la tarea, tendrá el dinero y si no, no lo recibirá. La carencia de fondos para comprar una bebida o palomitas después de la escuela o una nueva autopista de juguete en la tienda generalmente es suficiente para motivar a los niños de todas las edades para que hagan su mejor esfuerzo eventualmente.

Felicitación

Sí, a los niños les encanta recibir regalos y dinero, pero también disfrutan las felicitaciones de sus padres. No querrás celebrar en grande todo lo que hagan, pues tu emoción se volverá ordinaria; en vez de repetir una y otra vez cuán inteligente es tu hijo cuando obtenga una calificación alta en un examen, simplemente palmea su mano y di "bien hecho". Los niños quieren complacer a sus padres, pero no le dan importancia cuando exageras tu celebración. Aplaude cuando tu hijo pequeño vaya al baño, dile a tu hijo mayor que hizo un magnífico esfuerzo en la práctica de básquetbol o dile un cumplido a tu hijo adolescente por su capacidad de limpieza, pero hazlo breve y sencillamente. Existe la posibilidad de que quiera hacerlo la próxima vez porque te hace feliz.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por diana i. almeida