Ideas para el frasco de recompensas de los niños

Es responsabilidad de los padres enseñarles a los niños que sus decisiones y acciones tienen consecuencias, tanto positivas como negativas. Aunque es importante disciplinar a los niños por tomar malas decisiones, es igual de importante recompensarlos por sus pequeños éxitos. Crear un frasco especial les permite a los padres recompensar a sus hijos por acciones como las tareas que terminan, un buen desempeño en la escuela o tratar a los demás con respeto y amabilidad.

Monedas de baja denominación

Asigna cantidades monetarias para las buenas obras, comportamiento y calificaciones de tu hijo. Por ejemplo, si tu hijo llega a casa con una buena nota, asigna a esta calificación un valor monetario con una moneda de baja denominación. Un informe de buen comportamiento podría ser igual a US$5. Terminar una lista de tareas diarias puede ser igual a cincuenta centavos de dólar. Etiqueta un frasco grande con un artículo que tu hijo quiera tener, como un nuevo sistema de juegos de vídeo, un juguete o un reproductor de MP3. Enséñale a tu hijo a echar todo el dinero ganado en el interior del frasco. Cuenta diariamente el dinero y una vez que junte la cantidad necesaria, cambia el dinero en un banco y acompaña a tu hijo a la juguetería o tienda de electrónica. Espera a que compre el artículo antes de volver a casa y empezar el ciclo nuevamente.

Conteo de buenas acciones

Además de ofrecer golosinas por un excelente rendimiento escolar o por terminar las tareas, recompensa a tu hijo por sus buenas acciones. Etiqueta un frasco de vidrio grande con las palabras "Buenas acciones". Cada vez que te des cuenta de que tu hijo pequeño realiza una pequeña o sorprendente buena acción (jugar muy bien con su hermana pequeña o ayudar a un vecino anciano a rastrillar el césped), echa dinero o un pequeño artículo en el frasco. Anima a tu hijo a donar una parte del dinero a una organización de beneficencia local, o permítele aprovechar los beneficios de su bondad y obtener un premio especial una vez que el frasco se llene de pequeños objetos.

Bolsa de recompensas

Dale a tu hijo una gratificación instantánea rellenando una bolsa de plástico con pequeños abalorios, juguetes, caramelos o cupones que pueda canjear para participar en actividades contigo o con sus amigos. Otra opción es envolver regalos de bajo costo. Cuando tu hijo termine una tarea, llegue a casa con una buena nota, actúe con respeto o haga algo que merezca un regalo; permite que tome algo de la bolsa de recompensas. Guarda los regalos más grandes y más caros para ocasiones especiales, como un excelente informe escolar o ganar la feria de ciencias de la escuela.

El frasco del por favor y gracias

Refuerza los buenos modales creando un frasco de "por favor y gracias". Cada vez que notes que tu hijo dice una palabra amable, sea respetuoso o utilice buenos modales, dale una moneda o un billete de US$1 para que la eche en el frasco. Pregúntale al maestro de tu hijo y otros adultos de la comunidad para enterarte de otros actos similares de buenos modales. Una vez que el frasco esté lleno, dale el efectivo a tu hijo y permite que escoja su recompensa.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por josué miraflores m