Ideas para festejar en la escuela el cumpleaños de una adolescente

El cumpleaños de tu hija adolescente es un día muy importante para ti. Sin embargo, si llegas al a escuela cargada de regalos y amor maternal para darle puede sentirse realmente abochornada. Mejor dile cuánto la amas escondiendo unas cuantas sorpresas que pueda disfrutar con sus amigos; así sabrá de tu enorme esfuerzo por mantener su orgullo a salvo y te amará mucho más por él.

Cacería del regalo

Esconde el regalo de tu hija en algún sitio de la escuela. El objetivo es que siga las pistas que lo llevarán hasta él durante todo el día, de forma que cada vez la curiosidad e impaciencia la emocionen más. Habla con los directivos de la escuela para que estén enterados de lo que harás y luego esconde la primera pista en el casillero de la festejada. Haz que esa primer pista la guíe a la siguiente, que colocarás en su primer salón, y luego esconde una pista en todos los salones en que tomará clases durante ese día. Utiliza la última pista, que estará escondida en el salón de su última clase del día, para llevarla directamente hasta el regalo. Asegúrate de que el regalo estará a salvo durante toda la cacería: una buena opción para lograr esto es esconderlo en la oficina del director o en el escritorio de su secretaria. Haz que la última pista la guíe a estos lugares para que recoja su regalo y de paso reciba unas cuantas felicitaciones por parte de los trabajadores. Si te es posible esconder el regalo en estos sitios, escóndelo en su casillero y haz que la última pista la lleve de vuelta a él.

Almuerzo sorpresa

Regálale a tu hija la sorpresa de recibir su almuerzo favorito, sin importar si lo compras en un restaurante encumbrado o en una tienda de comida rápida cercana a tu casa. Habla con la dirección de la escuela con anticipación y pregúntales si es posible que adornes una mesa de la cafetería o el salón para tu hija y sus amigos. Luego encarga a sus amigos que la inviten secretamente a disfrutar de un almuerzo sorpresa. Puedes convertir la comida en un suceso elegante si cubres la mesa con un mantel elegante; coloca en el centro un jarrón con flores o globos y añade unas cuantas velas que funcionen con baterías para darle aún más encanto al conjunto. Puedes proveer un pastel de cumpleaños para que tu hija y sus amigos lo compartan, o enviarles un pequeño cupcake si piensas que elegir el pastel es ir demasiado lejos.

Secuestra a tu hija

Si tu adolescente es de las que no se avergüenzan con facilidad, aprovecha esta circunstancia para hacer un espectáculo estupendo de su cumpleaños. Si lo planeas con meticulosidad y con la cooperación de la escuela de tu hija, puedes secuestrarla a mitad del día para que la tomes completamente por sorpresa. Echa una mirada a las clases que tu hija tendrá durante ese día para descubrir qué maestro o materia podría ser más permisivo y dejarla salir un momento. Enseguida, una vez que hayas conseguido el permiso de los maestros pertinentes y del personal de la escuela, platica en secreto con los amigos de la festejada para planear el evento. Prepara una zona en el patio de la escuela, donde puedan tener un pequeño almuerzo al aire libre o una fiesta, y que llenarás con regalos y algo de comida. Finalmente, manda a sus amigos a que saquen de su salón a la rehén.

Que viaje con estilo

Si por alguna razón no puedes entrar a la escuela de tu hija para sorprenderla, entonces conviértela en la envidia de la escuela cuando al final del día escolar una limusina la recoja a ella y a sus amigas en la puerta de al escuela. Asegúrate que la limusina llegue a tiempo, justo cuando suene la campana de fin de clases, para asegurarte de que todos los estudiantes vean como tu festejada viaja con estilo. Además, haz que llenen la limusina con comida que el grupo disfrutará mientras los llevan de aquí para allá a través de la ciudad. Si te sientes especialmente generosa ese día, haz que la limusina los lleve a un restaurante para que cenen. Puedes guardar el secreto de este lujoso vehículo y no contárselo ni siquiera a los amigos de tu hija. Sin embargo, es importante que les informes a los padres de todos los jóvenes que participen sobre los lugares a los que sus hijos irán y, por supuesto, que regresarán a casa sanos y salvos. Si tu hija prefiere las carrozas con caballos, haz unas cuantas llamadas para ver si es posible conseguir este tipo de servicio en tu ciudad.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por karly silva