Ideas de ejercicios para el trabajo

Como el problema de la obesidad en Estados Unidos recibe cada vez más atención, las empresas están descubriendo los beneficios de la promoción de ejercitación en el trabajo. Los empleados ejercitados se encuentran en mejor estado de salud y por lo tanto toman menos días de enfermedad, requieren menos cobertura de salud y pueden ser más productivos en el trabajo. La aptitud laboral no tiene por qué ser costosa o quitarle tiempo a los empleados, hay muchas maneras sencillas en que las empresas pueden alentar a sus trabajadores a estar en forma y saludables.

Actividades y programas en el lugar

Muchas personas quieren perder peso y ponerse en forma, pero encontrar el tiempo para hacer ejercicio es uno de los mayores obstáculos a los que los trabajadores estadounidenses se enfrentan al tratar de ponerse en forma. Un gimnasio en el lugar de trabajo permite acceso a los aparatos de ejercicios antes, después del trabajo, o durante la hora del almuerzo. Si el edificio laboral se encuentra en una gran parcela de tierra, agregar bicicletas y caminos para recorrer puede alentar a los empleados a dejar el sedentarismo y mantenerse activos durante la jornada laboral. Las empresas también pueden acoger reuniones de Weight Watchers y seminarios para los empleados, o programar oradores invitados para dar conferencias acerca de ejercicios y la nutrición.

Descuentos e incentivos

Si una empresa no puede ofrecer a sus empleados un acceso directo a un gimnasio propio, un método alternativo para la promoción de la ejercitación laboral es ofrecer descuentos de membresías en gimnasios. Muchos de éstos ofrecen descuentos corporativos, y no es difícil comparar sus tarifas y programas. Además de la tasa de descuento, las empresas pueden ofrecer más incentivos para los trabajadores que van al gimnasio, como tasas más bajas en seguros de salud.

Compañeros y grupos de ejercitación

Hacer ejercicio con otra persona es una gran manera de motivarse y mantener el ejercicio, y la oficina es un lugar perfecto para encontrar ese compañero de entrenamiento. Los empleados que buscan un socio pueden fijar sus metas y planes de acondicionamiento físico en una pizarra de anuncios, donde otros pueden encontrar un compañero que comparte los mismos objetivos. Si son muchos los empleados que están interesados​​, pueden organizar un grupo que se reúne todos los días a caminar, correr o ir al gimnasio.

Distribución de la información

Una de las maneras más simples y efectiva a nivel de costos para promover la salud en el trabajo es la distribución de folletos y paquetes de información sobre ejercicio y nutrición. Muchas personas no saben cómo empezar a trabajar en un programa de pérdida de peso, y esta información básica puede proporcionarles los conocimientos necesarios para empezar a ponerse en forma.

Fines de semana y actividades después de hora

Mientras que la mayoría de los empleados no pueden esperar a dejar el trabajo al final del día, las empresas pueden animarlos a mantenerse en forma haciendo que las horas extra juntos sean divertidas. Organizar un softball intramuros o un equipo de básquet que se reúna semanalmente para jugar contra otros equipos u organizar picnics mensuales, en los que los empleados puedan llevar a sus familiar para disfrutar de los juegos al exterior y de los deportes, son dos opciones para los administradores de la empresa a tener en cuenta.

Más galerías de fotos



Escrito por kristen fisher | Traducido por sebastian castro