Ideas para ejercicios de entrenamiento de fuerza en grupo

la forma en la que estructures una clase de entrenamiento en grupo puede hacer o romper su éxito. Si la haces muy fácil los participantes se aburrirán. Si lo haces demasiado difícil, ya la gente se frustrará y no querrá volver contigo. Usa una combinación de equipo como pelotas medicinales, pesas, mancuernas, pelotas de estabilidad, barras de resistencia y bancos de pasos para proporcionar variedad, ofrece opciones y para mantener a los participantes comprometidos.

Mantén algunos de los clásicos

Si bien es posible que quieras ofrecer ejercicios de vanguardia que sorprendan a tus estudiantes con nuevos desafíos, comienza con movimientos tradicionales. Las sentadillas, estocadas, remo, y press de pecho son clásicos por una razón, son efectivos y relativamente fáciles de manejar. Comenzando con estos básicos, puedes evaluar la forma y aptitud de los participantes para ayudarte a determinar si están listos para patrones de movimiento más avanzados. Agrega un poco de interés a los clásicos jugando con la velocidad del movimiento, por ejemplo cuando bajas las pesas durante un curl de biceps o te levantas de una sentadilla. También puedes mejorar los ejercicios clásicos usando un equipo no tradicional. Hacer que los participantes se recuesten en una pelota de estabilidad para hacer press de pecho o estocadas sosteniendo una pelota medicinal.

Movimientos combinados

Basa una clase completa en ejercicios de entrenamiento de fuerza básicos, o realiza series de movimientos que combinen varios ejercicios para un mayor desafío. Siempre introduce movimientos independientes al inicio, y da a los participantes la opción de quedarse solo con uno si la combinación es muy difícil. La combinación de movimientos que trabajan bien para múltiples niveles incluyen estocadas con levantamientos laterales, roll ups abdominales y press de hombros, estocadas de lado con levantamientos de brazos hacia el frente y sentadillas con curls de bíceps.

Saca los juguetes

El equipo como pelotas medicinales y los tubos de resistencia te permiten incluir planos múltiples de movimientos de entrenamiento de fuerza funcionales en una clase. Sostén una pelota medicinal, haz una estocada hacia adelante y rota hacia la rodilla de enfrente para un desafío de la parte baja del cuerpo y el abdomen. Las pelotas medicinales pueden usarse para hacer wood chops, giros rusos, y variaciones de flexiones. Usa los tubos de resistencia para simular los lat desplegables mientras haces sentadillas plié. Párate sobre los tubos y jala las manijas en una X a través de tus caderas mientras das un paso al lado para trabajar los abductores. Siempre considera el nivel de aptitud de tu clase cuando introduzcas nuevo equipo y patrones de movimiento, si no puedes ofrecer modificaciones, entonces lo mejore es dejar ese ejercicio fuera de tu plan de clase.

Calienta y enfríate

El calentamiento puede ser una de las partes más difíciles de la clase para enseñar. Ofrecer demasiada coreografía resulta confuso y potencialmente desalentador para los participantes, pero deberás preparar los sistemas cardiovascular y muscular de las personas para el siguiente trabajo. Una vez que haz planeado el ejercicio que harás durante clases, diseña tu calentamiento para introducir los patrones de movimiento a los estudiantes. Después de tres o cinco minutos de movimientos ligeros de cardio tales como marchar en un lugar, los abrazos de rodillas y un trote ligero, haz que tus estudiantes realicen sentadillas sin peso, estocadas, círculos con los brazos e incluso combinaciones de movimientos tales como sentadillas con con press con poco o nada de peso, si los incluyes en tu rutina. El enfriamiento a menudo se pasa por alto como una parte importante de la clase, pero proporciona un cierre y es una oportunidad para que la gente se estire, algo que pueden descuidar en sus entrenamientos independientes. Deja por lo menos tres a cinco minutos para cerrar la clase.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por esther guerrero