Ideas divertidas con las que los niños pueden ganar dinero

Es posible que los niños quieran ganar dinero, ya sea para un viaje escolar, un proyecto o para donarlo a la caridad. Quizá estén interesados en conseguir algo de dinero por su propia cuenta y ganar un poco de independencia de mamá y papá. En cualquiera de estos casos, hay numerosas cosas que los niños pueden hacer para ganar unos cuantos dólares sin importar su edad, en dónde viven o sus intereses.

Puesto de limonada

Puedes considerar una nueva forma del viejo puesto de bebidas. Los puestos de limonada siempre han existido y los niños todavía pueden ganar unos centavos colocando una mesa y vendiendo bebidas frías durante las tardes calurosas de verano. Para más opciones, debes dejar de lado lo tradicional. Aparte de la limonada, también puedes vender té helado, jugo de naranja o de manzana, así como agua de sabor con gas. Si el clima es frío, chocolate caliente o café puede ser una buena idea. Los niños mayores pueden ayudar en la cocina y hacer pastelillos de chocolate u otros productos que se horneen rápido (con la ayuda de mamá o papá). Ofrecer estos artículos a la venta junto con las bebidas puede aumentar las ganancias y abarcar a todas las edades y gustos posibles.

Artes y manualidades

Si tienes a un niño que le gusten las manualidades, no hay razón por la que no pueda beneficiarse de su talento, ya que puede transformar a la joyería, las piedras pintadas y las tarjetas en un negocio rentable con una buena publicidad. Los niños pueden comenzar a vender sus productos a sus familiares y amigos, pero también pueden ofrecérselos a los vecinos y otras personas cercanas a la comunidad. Si son buenos en lo que hacen y tienen la edad suficiente para ofrecer un producto de calidad, es posible que puedas ayudarlo a diseñar un volante y a anunciarse en los tablones de anuncios públicos de la comunidad.

Cuidado de mascotas

Cuidar mascotas es mucho más divertido que trabajar de niñera y los niños suelen hacerlo bien si tienen la edad suficiente para ser responsables. Los niños más pequeños pueden hacer tareas sencillas como cuidar a un reptil o un pájaro enjaulado en su propia casa mientras el dueño está ausente. De esta forma, no hay viajes necesarios y las tareas son tan simples como limpiar las jaulas y proporcionar alimento y agua un par de veces al día. Los niños mayores pueden asumir la responsabilidad de visitar un hogar y alimentar a los gatos o pasear al perro, ya sea durante el día (mientras el dueño está en el trabajo) o por períodos más largos de tiempo. Pasear al perro es otra opción y una manera divertida de ganar dinero, siempre y cuando los niños tengan la edad suficiente para salir y cuidarse por sí mismos. Por último, los niños pueden ofrecer servicios únicos como bañar perros o un servicio peculiar de lavado de autos. Mientras que los niños no pueden arreglar a un animal, no hay ninguna razón por la qué no puedan darle un baño.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por josué miraflores m