Ideas para una dieta de purés

Una dieta de purés puede ser necesaria si tienes disfagia. La disfagia es un desorden que afecta tu habilidad de masticar y tragar. Como mucha gente con disfagia, puede que no estés ingiriendo los nutrientes adecuados y eso hace que pierdas peso y estés desnutrido. Para mejorar la ingesta y la nutrición, es importante procesar y comer una variedad de cada uno de los grupos de alimentos. Con las herramientas y el conocimiento adecuados, casi cualquier comida puede servirse en forma de puré.

Desayuno


El puré de manzana con cereal caliente es una buena opción para el desayuno.

Una serie de alimentos se consiguen en el supermercado en forma de puré, como el puré de manzana, cereal caliente, pudín y puré de papas instantáneo. Incluso puedes usar los frascos de comida para bebé en una dieta de purés. Para el desayuno, puedes tomar un bol de crema de arroz y puré de manzana. Haz el cereal caliente con leche para agregar proteínas y calorías. También puedes probar yogur de vainilla o limón con un bol de crema de trigo. Hacer tus propios purés con una licuadora o procesador puede aumentar tus opciones de comida. Licúa un huevo cocido con mayonesa y leche para conseguir la consistencia adecuada y sírvelo con un bol de cereal caliente. Las panquecas también pueden molerse con leche y jarabe.

Almuerzo


Asegúrate de quitar las pieles, semillas y membranas antes de licuar tus propios alimentos.

El sitio web Net Wellness dice que cuando hagas tus propios purés, elimines las pieles, semillas, membranas u otra parte no comestible primero. Corta los alimentos en trozos pequeños y usa el líquido apropiado para dar sabor y textura. Buenas elecciones de líquidos son la leche, crema, jugos, caldo y salsa de carne. Algunas ideas de almuerzos podrían ser dos frascos de comida para bebés de carne con dos frascos de puré de judías verdes y un acompañamiento de puré de papas. Agrega mantequilla y salsa de carne para aumentar las calorías. La comida de bebé es generalmente sosa, de manera que necesitarás añadirle condimentos. También puedes hacer tu propio puré de pollo y guisantes con caldo de pollo en vez de usar los frascos para bebés y servírtelo con puré de papas casero. Los macarrones con queso también pueden licuarse y son un almuerzo rico en calorías. Usa leche como líquido para licuar los macarrones con queso y sírvelo con acompañamiento de puré de coliflor.

Cena


Los espaguetis con albóndigas son una cena sencilla.

Los espaguetis con albóndigas son una comida fácil para hacer puré. Licúa los espaguetis cocidos y las albóndigas cocidas con salsa marinara y agrega un poco de queso parmesano para saborizar. Procesar los alimentos por separado aveces puede ser más atrayente que mezclar todo junto. También puedes licuar el pan de carne usando caldo y salsa de carne y servirlo con puré de zanahorias y puré de papas. Para aumentar las calorías, usa crema para licuar las zanahorias y papas.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por frances criquet