Ideas diarias para ser un buen marido

Contemporáneo de William Shakespeare, el lingüista John Florio , dijo una vez que "un buen marido hace una buena esposa." Cuando haces el esfuerzo de ser un marido cariñoso y responsable, cosecharás muchos beneficios en tu matrimonio. Encontrarás que se discuten menos y disfrutan más uno del otro. Continúa con tu esfuerzo a lo largo de tu matrimonio para aumentar la probabilidad de que dure hasta tu vejez.

Ayudar

Cuando los hombres hacen más tareas domésticas, las mujeres están más satisfechas, y hay menos conflictos en el matrimonio, dice la socióloga Christine Carter en el artículo de "The Huffington Post", "These Dads Get It (and They're Getting Some Action, Too)." Haz de poner una carga de ropa en la lavadora cada día después del trabajo o poner los platos en el lavavajillas después de la cena un hábito, si no lo haces ya. Tu esfuerzo será apreciado, y tu mujer tendrá más energía para disfrutar de tu compañía.

Sé comunicativo

Después de un día de trabajo, es tentador sentarse detrás de la pantalla de la computadora y relajarse, haciendo una pausa de vez en cuando para responder a alguna pregunta de tu esposa. El problema con esto es que ella nunca va a sentir que estás realmente escuchando a menos que dejes los aparatos, apagues la televisión y le preguntes cómo fue su día. Poner tu energía en tus conversaciones y alentar a tu esposa a expresarse deja saber que estás totalmente comprometido, dice Amy Bellows, Ph.D., en el artículo PsychCentral.com"Good Communication in Marriage Starts with Respect." Hacer de esto un hábito diario fortalecerá tu matrimonio

Mostrar afecto

Participar en conductas amorosas promueve la liberación de oxitocina, la hormona del amor, dice el profesor de psicología Ruth Feldman en el artículo de "Scientific American", "Be Mine Forever: Oxytocin May Help Build Long-Lasting Love." Esto crea un "circuito de retroalimentación positiva" dentro del matrimonio en el que este afecto crea sentimientos que conducen a más cariño y mejor comunicación. Dar a tu esposa un beso cuando se despierta por la mañana o un largo abrazo al final de cada día puede ayudar a que ambos se sientan mejor y más conectados entre sí.

Elógiala

Nunca puedes decirle a tu esposa que es hermosa demasiadas veces. Sin embargo, no te contentes con dar elogios generales. Sé específico y ella recibirá una grata sorpresa, señala la experta en sexualidad humana Trina Read en el artículo de "Hitched", The Best Ways to Compliment Your Husband and Wife." Por ejemplo, podrías decir: "Ese vestido que llevas te sienta muy bien", o "Tu bella sonrisa ilumina mi día cada vez que la veo." Hazle saber que el pollo Cordon Bleu que preparó es el mejor que has probado. Señalando sus puntos buenos, no sólo la harás feliz, sino que mantendrá la relación en alza para los dos.

Más galerías de fotos



Escrito por elise wile | Traducido por natalia pérez