Ideas para desayunos rápidos bajos en carbohidratos

Es posible que hayas escuchado que el desayuno es la comida más importante del día y te preguntarás si es verdad. El desayuno es fundamental para iniciar tu día después del ayuno de toda la noche, cuando el cuerpo no tiene ninguna fuente externa de alimentación. Aunque los alimentos ricos en hidratos de carbono como los pasteles y panecillos pueden parecer obvias opciones de desayuno, limitar el consumo de este tipo de alimentos ricos en carbohidratos simples puede ayudarte a promover la salud de tu cuerpo en general. El Institute of Medicine recomienda consumir alrededor de 130 gramos de carbohidratos por día para los adultos. Pero si estás limitando los carbohidratos en tu dieta existen muchas opciones de menús de desayunos rápidos bajos en carbohidratos y sabrosos.

Huevos y queso

Los huevos son una excelente fuente de proteínas y otros nutrientes. También son un alimento tradicional para desayunar ya que cada huevo grande tiene 5 gramos de grasa que incluyen 1,5 gramos en forma de grasa saturada, y no contiene hidratos de carbono. Para limitar la ingesta de grasas saturadas y ayudar a mantener bajo tu colesterol, elige claras o sustituto de huevo, que contengan pequeñas cantidades de grasa solamente. Evita agregar colesterol a los huevos fritos usando un rociador de aceite bajo en grasa en la sartén, y acompaña el par de claras o sustituto de huevo con queso bajo en grasa como el suizo que tiene sólo 1,5 gramos de carbohidratos por trozo.

Yogur griego y frutos secos

Para un desayuno crujiente y bajo en carbohidratos, es posible mezclar el yogur griego con nueces. Seis onzas de yogur griego sencillo sin grasa contiene solo 6 gramos de carbohidratos, que es sólo un 5 por ciento de la ingesta diaria recomendada de hidratos de carbono. Añadir nueces al yogur puede agregar sabor y un toque crujiente, y muchas nueces son relativamente bajas en carbohidratos. Por ejemplo, 23 almendras enteras o aproximadamente 1 onza contienen 6 gramos de carbohidratos y 1 onza o alrededor de 12 nueces de macadamia proporcionan sólo 4 gramos. Las nueces pueden ser altas en grasa, lo cual debes considerar en tu plan de comidas diario, pero la mayoría de su grasa tiende a ser grasa no saturada saludable.

Tortilla de vegetales

Es posible que no consideres las verduras para el desayuno, pero algunas funcionan como buenas opciones. Muchas verduras frescas son bajas en carbohidratos, pero llenas de minerales, vitaminas y otros nutrientes. Por ejemplo, la coliflor fresca picada tiene sólo 5 gramos de carbohidratos por taza, y puede ser rallada para mezclarla con un poco de sustituto de huevo y condimentos para formar una "hash brown", una sabrosa hamburguesa vegetal. El espárrago picado, que también tiene 5 gramos de carbohidratos por taza, se puede añadir a los huevos o saltearlo solo y espolvorearlo con nueces picadas. Comer verduras y frutos secos en el desayuno también puede aumentar tu ingesta diaria de fibra.

Batidos verdes

Un batido de desayuno hecho en la licuadora o exprimidor puede darle a tu día un buen comienzo, y puede ser bajo en carbohidratos también. Puedes comenzar con 6 onzas de yogur griego que contiene 6 gramos de carbohidratos y agregar verduras bajas en carbohidratos como las judías verdes, la col rizada y las espinacas, que tienen entre 1 y 5 gramos de carbohidratos por taza. Para un licuado más dulce, sustituye las verduras por algunas bayas como las fresas. Cada fresa grande tiene aproximadamente 1 gramo de carbohidratos, pero no suman demasiado ya que 1 taza llena de fresas en rodajas proporciona 11 gramos de carbohidratos.

Más galerías de fotos



Escrito por joanne marie | Traducido por jane laury