Ideas de desayunos para un bebé de 11 meses

El desayuno se conoce como la "comida más importante del día", y por buenas razones. Como se explica en Kids Health, el cuerpo de los bebés necesita renovarse luego de las horas de ayuno nocturnas. Los niños que se saltan el desayuno pueden estar de mal humor más adelante en el día, y no funcionan de la mejor manera posible. Procura que tu bebé de 11 meses comience el día con una comida nutritiva y atractiva.

Tostadas francesas


La tostada francesa es una alimento fácil de hacer y fácil de comer para los bebés más grandes.

Los bebés de 11 meses pueden comer alimentos comunes y corrientes, pero debido a que todavía no tienen 1 año, se deben cambiar algunos ingredientes de las comidas. Las tostadas francesas son fáciles de hacer y comer para los bebés mayores. Pregúntale a tu pediatra si puedes darle a tu hijo claras de huevo. Si no es posible, utiliza solamente las yemas y la leche para recubrir el pan. Debido a que tu hijo aún no debe beber leche de vaca, usa leche de soja o leche de fórmula para mezclar junto al huevo. Sirve las tostadas de forma sencilla, los bebés no necesitan canela ni jarabe. Corta un poco de fruta blanda, como por ejemplo bananas o duraznos maduros para servir junto con las tostadas.

Yogur y frutas


El yogur es una buena opción para el desayuno.

Si a tu bebé aún le gusta que lo alimentes con cuchara, el yogur es una buena opción para el desayuno. Según la Academia Estadounidense de Pediatría, a los niños se les puede dar yogur y queso luego de los 6 meses de vida. Prueba con diferentes sabores, como por ejemplo banana y fresa, o agrega tú, puré de fruta a un yogur de vainilla. Si tu bebé no puede comer lácteos, compra yogur de soja. Coloca un poco de cereales para bebés en la bandeja de su sillita alta para que coma junto con el yogur. Recuerda no comprar la variante de cereales con miel y avellanas porque no debe comer ni miel ni avellanas hasta que sea mayor de 1 año.

Magdalenas


Las magdalenas caseras pueden estar repletas de nutrientes y son muy prácticas.

Las magdalenas caseras pueden estar repletas de nutrientes y son muy prácticas. Congela un lote y descongela una todas las noches para el desayuno de la mañana siguiente. Si no tienes tiempo para hacer magdalenas caseras, agrega puré de manzana, zanahoria rallada o banana pisada a una mezcla para hacer magdalenas, para que tengan un agregado sano. Recuerda no darle a tu bebé magdalenas que contengan avellanas, ya que puede atragantarse con ellas. Asimismo, fíjate en la lista de ingredientes para controlar si se trata de un producto que tu bebé no debería comer aún, como por ejemplo claras de huevo y leche.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kulas | Traducido por noelia menéndez