Ideas para el desayuno sin carbohidratos ni azúcar

El desayuno puede ser una comida difícil de planear cuando estás vigilando tu ingesta de carbohidratos y azúcar. Las opciones rápidas y fáciles de pan tostado y mermelada, cereales con leche, panecillos, granola con frutas y jugos de frutas no sirven, porque son demasiado altos en carbohidratos y azúcar. En cambio, busca desayunos con más proteína y grasa para aguantar hasta la hora del almuerzo.

Tortillas (Omelets)

Una tortilla es una elección de desayuno ideal y nutritiva. Un huevo grande contiene 6 gramos de proteínas, 5 gramos de grasa y nada de carbohidratos. Has tu tortilla con verduras, carne o queso para mantener el contenido de carbohidratos bajo. Las verduras tienen carbohidratos, pero el brócoli, los champiñones, la espinaca, los pimientos y la cebolla son muy bajos en carbohidratos. Además, los hidratos de carbono que contienen son principalmente de las fibra, en lugar del azúcar. La carne no tiene carbohidratos, por lo que puedes añadir jamón, pollo o pavo o un queso bajo en carbohidratos bajo en grasa, como la ricotta, mozzarella o cheddar reducido en grasa. Al igual que las verduras, el queso contiene algunos hidratos de carbono, pero el contenido es generalmente bastante bajo. Algunos quesos como el queso fresco y las rodajas de queso fundido son más altos en hidratos de carbono, así que evítalos.

Carne

Cambia a un desayuno de estilo continental, sin los pasteles, como una manera de reducir los carbohidratos. Elige una carne magra, como pollo, pavo o carne magra de cerdo, y combina con una grasa saludable, como las nueces, el aguacate o los huevos, según asesora el entrenador personal Jack Galloway. Alternativamente, escoge una fuente de proteína más grasa, como el salmón o la caballa.

Batido de proteínas

Si estás presionado por el tiempo y no puedes sentarte a comer una comida adecuada, un batido de proteínas puede ser la solución. Una batido de proteínas en polvo natural, bajo en azúcar mezclado con agua es muy bajo en carbohidratos y azúcar. Hazlo un poco más interesante, manteniendo los hidratos de carbono y los niveles de azúcar bajos, agregando frutas bajas en carbohidratos, como los arándanos y frambuesas, o verduras como la espinaca o la col rizada. Añade estos al polvo y agua, luego mezcla como un batido. Consulta con tu médico antes de tomar cualquier suplemento y asegúrate que tu batido no tenga ningún ingrediente al que eres alérgico.

Consideraciones

A menos que optes sólo por la carne, huevos o pescado para el desayuno, tendrás dificultades para encontrar alimentos que sean completamente libre de carbohidratos y azúcar. Si no puedes encontrar algo completamente sin carbohidratos, añade ingredientes como verduras, nueces, semillas y productos lácteos bajos en hidratos de carbono para hacer tus desayunos más aceptables, manteniendo los carbohidratos bajo control. Te puedes sentir extraño abandonando tus cereales azucarados y bagels para cambiar a productos más sabrosos en el desayuno, pero el cambio vale la pena.

Más galerías de fotos



Escrito por mike samuels | Traducido por mariana nonino