Ideas de desafíos físicos

Escrito por jill armayor | Traducido por maría marcela mennucci

Ya sea que se esté acercando la temporada de Año Nuevo o del traje de baño, estás buscando alcanzar objetivos físicos. Quizás tu rutina normal se ha vuelto un poco aburrida y estás luchando por mantenerte motivada para seguir en forma. Quizás has alcanzado un tope frustrante en tu progreso y no logras superarlo. A veces, las ideas nuevas pueden hacer que tu rutina de ejercicios pase de estar paralizada a ser estimulante.

Prueba algo nuevo

Quizás siempre quisiste empezar un deporte nuevo, pero ahora en la edad adulta, sientes que es demasiado tarde. Ya sea el baile, el fútbol, o el softball, siempre hay algo allá afuera que puede interesarte. Sal de tu zona de comodidad e investiga los programas ofrecidos por el departamento de Parks and Recreation local. Busca clases para principiantes en la universidad. Elige un grupo de ejercicio en el gimnasio de tu zona y prueba una nueva clase.

Involucra a otros

Reúne a tus amigos y piensen en un desafío competitivo para hacer juntos. Por ejemplo, un buen desafío compartido es ver quién puede perder el mayor porcentaje de grasa corporal. Empieza haciendo que un profesional tome sus medidas antes de la competencia. Realicen la competencia al menos durante cuatro semanas y luego hagan otra evaluación. Para hacerla más interesante, cada persona puede contribuir con US$10 y el ganador se lleva el pozo.

Escribe tu propio desafío

Revisa tus objetivos físicos y vuelve a escribirlos, siendo más específico. ¿Qué es lo que realmente quieres lograr? ¿Te gustaría poder correr una milla en menos de nueve minutos? Si es así, moldea tu plan de entrenamiento alrededor de ese objetivo. Si es la velocidad, empieza a implementar el entrenamiento de intervalo en tu rutina. Si es la fuerza, realiza un levantamiento de pesas pesadas en tu rutina. Si tu objetivo es la pérdida de peso, prueba añadir un par de sesiones de entrenamiento de circuito completo a tu semana.

Prémiate

Si estableces pequeños objetivos para ti mismo, también puedes establecer premios que ganes por alcanzarlos. Tu premio podría ser algo como descargar cinco canciones en tu reproductor de MP3 para cada libra que pierdas. Darte un masaje para cada 10 rutinas completadas es un gran incentivo para mantenerte motivado. Un día de compras para obtener nuevas ropa en un talle más pequeño es un gran premio por alcanzar tu objetivo de pérdida de peso.