Ideas de búsqueda de huevos de pascua para adolescentes

Mientras las palabras "búsqueda de huevos de pascua" pueden evocar imágenes de pequeños pícaros retozando en el parque local, reuniendo alegremente huevos de plástico llenos de dulces en canastas brillantes y coloridas, los adolescentes también pueden entrar en la diversión. Sólo por que tienes un adolescente y no un niño pequeño, no significa que no puedas organizar una increíblemente imaginativa búsqueda de huevos de pascua que incluso tu "niño grande" disfrutará.

Búsqueda del tesoro

En lugar del modelo tradicional de la búsqueda de huevos de pascua de esconder y buscar, intenta una actividad más compleja que tu adolescente disfrutará. Invita suficientes amigos adolescentes para hacer por lo menos dos equipos de cuatro o cinco chicos cada uno. Haz pistas para guiar a los chicos alrededor de tu casa, a través de tu jardín o en la ciudad en la búsqueda de huevos. Por ejemplo, esconde un huevo bajo una estatua histórica local dando a los jugadores una pista basada en hechos. Otra opción es dar a los equipos de adolescentes pistas de coordenadas o una dirección para entrar en el GPS de un celular. El equipo que encuentre más huevos gana una sorpresa especial como una canasta de dulces de pascua para compartir.

Haz un mapa

En lugar de esconder los huevos en una pequeña sección de tu jardín o casa, colócalos alrededor del vecindario, evita cualquier propiedad privada que no tengas permiso de utilizar y dibuja un mapa para encontrar las joyas de colores de caramelo. Da a cada adolescente su propio mapa, marcado con las locaciones de los huevos y coloca el reloj para marcar una hora. Tu adolescente es lo suficientemente grande para leer un mapa real. Imprime copias de un mapa de la comunidad que pueda probar las habilidades de localización de los invitados. Como en la búsqueda del tesoro, también puedes permitir el GPS de un celular como una aplicación para ayudar a los chicos a localizar los huevos. Cuenta cuántos huevos ha encontrado cada adolescente cuando la búsqueda concluya. Entrega premios como un conejo de chocolate de un gran tamaño o una caja de pollitos de malvavisco para el primer, segundo y tercer lugar.

Relé de huevos

Establece un relé para reunir huevos que pruebe las habilidades físicas de tu adolescente y sus amigos. Lanza una docena de huevos de plástico en una zona de pasto, escondiéndolos entre los arbustos o plantas. Divide a los adolescentes en dos equipos, colocándolos en el jardín en el lado opuesto de la zona de los huevos. Da al primer jugador de cada equipo una canasta, grita "Ahora" y haz que los chicos corran al área de los huevos para recolectar su recompensa. Después de que cada jugador llene su canasta hasta el tope con huevos puede regresar con los otros chicos para entregar sus huevos. El siguiente jugador corre de regreso al área de los huevos y vierte la canasta para el próximo corredor. Continúa este patrón alternante hasta que cada adolescente tenga su turno. Sea cual sea el adolescente que pase por todos sus jugadores primero es el ganador.

Búsqueda nocturna

Si tu adolescente es más bien como un búho nocturno que un conejo matutino, organiza una búsqueda de huevos "en la oscuridad". Apaga toda iluminación al aire libre como una luz del porche o terraza para que el escenario esté completamente oscuro. Los chicos pueden usar sus propias linternas para encontrar huevos ocultos en tu jardín trasero o esparcir brillo en las versiones oscuras. Si el clima no coopera intenta una versión bajo techo. Cubre los huevos de plástico con pintura para luz negra. Esconde los huevos en un cuarto. Invita a los chicos a entrar mientras las luces aún están prendidas. Apaga la luz principal, prende una luz negra y haz que los chicos busquen los huevos brillantes.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por esther guerrero