Ideas para almuerzos envasados saludables y no perecederos

Al preparar alimentos para un almuerzo envasado, los grupos de comidas balanceadas y los perfiles nutritivos no son los únicos factores para una comida saludable. También necesitas seleccionar alimentos que no se arruinen luego de estar sin refrigeración por horas. Los alimentos no perecederos son una gran manera de evitar que se echen a perder. Con la variedad de alimentos no perecederos disponible, es posible empacar un buen almuerzo que se mantenga fresco durante toda la mañana.

Frutas y nueces


Frutas secas con chocolates.

Mezcla pasas y otras frutas secas, nueces y semillas para una mezcla saludable. Los chocolates cubiertos de caramelos le agregan dulzura a la mezcla, convirtiéndola en un postre agradable para los niños. Si la mezcla no se expone a un calor elevado, puedes agregar chispas de chocolate en su lugar. Las frutas frescas son otra opción que no requiere de refrigeración por algunas horas. Sin embargo, algunas frutas viajan mejor que otras. Las bananas son menos sucias y fáciles de comer que el kiwi, por ejemplo. Las manzanas enteras se transportan muy bien, pero si están cortadas se vuelven marrones al exponerse al aire, haciendo que sean menos atractivas para los más quisquillosos. Si envías una ensalada de frutas, colócala en un contenedor de plástico que se cierre de manera segura, ya que las frutas más suaves son propensas a emanar jugos.

Vegetales y condimentos


Un almuerzo saludable.

Los vegetales crudos son una opción saludable que se mantienen bien hasta la hora del almuerzo. Para las fibras y proteínas, agrega varias cucharadas de mantequilla de maní en la base del contenedor de plástico. Agrega varas de apio o de zanahoria en la mantequilla de maní y cierra el contenedor para una combinación fácil de comer. Si guardas ensalada, coloca algún condimento en un contenedor separado que esté bien sellado. Evita los condimentos con lácteos o huevos, cambiando por aceite y vinagre en su lugar. Como no puedes utilizar pescado, huevos o carne en una ensalada no perecedera, agrega interés y textura con aceitunas grandes y carnosas o un aguacate maduro.

Sándwiches y tortillas


Mantequilla de maní y jalea.

Los sándwiches son la marca clásica de la caja del almuerzo. Sin embargo, los ingredientes comunes como los quesos, las carnes, los huevos y el pescado se echan a perder rápidamente si se los deja fuera del frío. La mantequilla de maní y la jalea, un favorito popular entre los niños más jóvenes, puede ser una alternativa adecuada. Crea una variación utilizando distintos sabores de jalea o conservas y probando la mantequilla de almendra o de marañón. Para un sándwich vegetariano, prueba una capa de vegetales asados con humus y coles. La combinación funciona especialmente bien en una tortilla de harina como envoltorio.

Queso y galletas


Queso y uvas.

Aunque pueda sonar como un bocadillo, un almuerzo saludable puede hacerse con queso y galletas como base. Los quesos duros como el chedar, el colby y el provolone se conservan fuera del frío según un informe de octubre de 2006 llamado "Food Protection Trends". Combinando el queso y las galletas integrales con frutas resistentes como las uvas o los pickles puedes llenarte cuando estés fuera de casa.

Precauciones


No empaques latas abiertas.

Aunque es tentador enviar sobras como almuerzo, no envíes comidas que contengan carne, pollo, pescado, leche o huevos. Siempre que sea posible, mantén la caja del almuerzo a la sombra. Si tienes productos no perecederos como leche UHT, sólo envía paquetes individuales que no estén abiertos. Una vez que abres muchos productos, se vuelven perecederos mucho más rápido. De igual manera, si es puedes armar el sándwich durante el almuerzo, puedes empacar objetos enlatados como atún. No es bueno empacar latas que ya estén abiertas.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hill | Traducido por sebastian castro