Ideas para almorzar

Ya sea que vayas a la escuela, al trabajo o haciendo las tareas del hogar, el almuerzo es una pausa al mediodía para reponer tu sistema para que tenga energía para pasar la tarde. Una caja aislante de almuerzo, envases de plástico, un termo de boca ancha y un microondas son todo lo que necesitas para una variedad de almuerzos económicos y nutritivos que llevan poco tiempo prepararse.

Sándwiches

No hay escasez de los ingredientes que puedes poner entre dos pedazos de pan y llamarlo una comida portátil. Sal de la rutina del pan blanco y trata con trigo integral, centeno ruso, centeno, patatas, pasas, pan dulce de Hawai o de masa fermentada. Pon tus carnes favoritas, quesos, cremas para untar y condimentos en un croissant, un pan de pita, un panecillo inglés, focaccia o una tortilla suave. Si te sientes caprichoso, utiliza moldes de galletas en el pan y haz un poco de mantequilla de maní y jalea. Crea tus propios sándwiches con hummus en una tortilla y con relleno de carne cocida, verduras o ensalada.

Sobras

Si lo que te queda de la cena de la noche anterior no es suficiente para estirar a una segunda comida con la familia, lo más probable es que sea un buen candidato para el almuerzo del día siguiente. Espaguetis, lasaña, estofados, guisos, quiches y pizzas son todos fáciles de calentar y son a veces incluso más deliciosos después de que sus salsas y condimentos hayan pasado una noche en el refrigerador para que penetren más profundamente. La comida china para llevar y sobras de arroz son opciones sabrosas, a pesar de que las verduras salteadas pueden no ser tan frescas y sabrosas como lo fueron cuando se sirvieron en un principio.

Ensaladas

Pon tus verdes favoritos, lechuga romana, espinaca, lechuga roja, mezcla en un recipiente de plástico junto con zanahorias peladas, rodajas de pepino, huevo duro, trocitos de tocino, cebolla, rábanos, queso, carnes cocidas en cubos y cualquier otra cosa que pienses que define una gran ensalada. Pon crutones en una pequeña bolsa de plástico y vierte tu aderezo favorito en un recipiente de plástico para viajes. Si no eres tan ambicioso por el montaje de una ensalada para llevar, algunas alternativas son el queso cottage, zanahoria y pasas o ensalada de pasta. También puedes cortar una variedad de verduras como zanahoria, calabacín, brócoli y hongos para comer crudos y ponerle un aderezo cremoso.

Sopas

Ya sea que las hagas desde cero o compres marcas comerciales en la tienda, las sopas y guisados quitan el frío en un día frío y entras en calor de adentro hacia afuera. Pueden ser calentadas en un recipiente de plástico o mantenerse calientes en un termo. Otra opción es una porción de almuerzo de chili hecho en casa con o sin carne. Complementa la simplicidad con tus galletas favoritas, pan de maíz o un trozo de pan de masa fermentada.

Más galerías de fotos



Escrito por christina hamlett | Traducido por andrés marino ruiz