Cómo humidificar una habitación sin humidificador

El aire seco, que puede causar problemas tales como mucosas secas, los labios agrietados y piel seca, puede ser especialmente problemático en el dormitorio, causando una mala noche de sueño. Un humidificador aumenta el contenido de humedad de la habitación, pero también puede aumentar tu cuenta de electricidad y ocupar espacio. Sin embargo, hay varios pasos que puedes seguir para humidificar una habitación sin necesidad de utilizar un humidificador.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Pecera
  • Plantas de interior
  • Cuenco de agua
  • Tendedero
  • Florero
  • Canicas o piedras
  • Fuente de agua de interior

Instrucciones

  1. Consigur una pecera. Elige un tanque con una tapa que pueda permanecer parcialmente abierta para que pueda añadir humedad al aire de la habitación.

  2. Agrega plantas de interior a tu habitación. Una planta de interior puede aumentar la humedad del aire por un proceso llamado "transpiración". Según la United States Geological Society, cuando se riega la planta, la humedad se desplazará desde las raíces hasta los poros que se encuentran en la parte inferior de las hojas. Estos poros liberan humedad que aumenta el nivel de humidificación de la habitación.

  3. Coloca una olla o recipiente con agua cerca de la fuente de calor. Si tienes un radiador en la habitación, coloca el recipiente con agua encima. A medida que se caliente, el agua se evaporará en el aire, aumentando la humedad. Si no tienes radiador, coloca un recipiente con agua cerca de la fuente de calor. A pesar de no estar directamente sobre la fuente de calor, se aplica el mismo principio.

  4. Pon floreros con agua en las ventanas soleadas. Agrega un toque decorativo colocando piedras de colores o canicas dentro de un florero de cristal.

  5. Cuelga tu ropa mojada en la habitación. Compra un tendedero para interiores o cuelga la ropa en el respaldo de una silla. No solamente ahorrarás dinero en electricidad al no usar tanto la secadora, también humidificarás el aire del interior de tu casa.

  6. Relájate con una fuente de interiores. El sonido del agua corriendo puede ser muy relajante y la humedad añadida a la habitación mantendrá tu piel húmeda.

Consejos y advertencias

  • Utiliza solamente recipientes de metal o de vidrio resistente al calor sobre una fuente de calor.

Más galerías de fotos



Escrito por traci joy | Traducido por frances criquet