¿Un humidificador ayuda a mi piel seca?

La piel seca no es rara a medida que envejeces. Con cada año que pasa, se hace cada vez más difícil para la piel retener la humedad. La exposición al calor, el frío, los jabones fuertes, los baños frecuentes y el sol también hacen estragos en tu piel. Las células epidérmicas anteriormente regordetas se marchitan, dejando manchas ásperas, escamosas y que pican en los brazos, las piernas, la espalda y otras partes del cuerpo. En los casos graves, la falta o la pérdida de humedad incluso pueden hacer que tu piel se agriete y sangre.

Incrementa la humedad

Aumentar la humedad en tu casa a menudo puede ayudar a aliviar la sequedad de la piel, especialmente en aquellas habitaciones de uso más frecuente. Un humidificador portátil en la sala de estar, dormitorio, oficina o estudio puede agregar suficiente humedad al aire para evitar que la piel se reseque. Si esperas aumentar la humedad en toda la casa, puedes comprar un humidificador que se conecte directamente a tu sistema de calefacción para bombear humedad adicional en cada habitación.

Nivel de humedad

La American Osteopathic College of Dermatology recomienda un nivel de humedad entre el 45 y el 55 por ciento, mientras que la Mayo Clinic sugiere que la humedad sea mantenida un poco más baja, aproximadamente del 30 al 50 por ciento. Puedes medir la humedad en el aire con un higrómetro o manómetro de humedad relativa. Estos dispositivos están disponibles en cualquier ferretería.

Usar humidificadores

Como con los hornos, calentadores y acondicionadores de aire, no siempre es necesario usar el humidificador durante todo el año. Durante el otoño y la primavera, la mayoría de las casas mantienen un buen nivel de humedad. No es hasta que la temperatura baja que los niveles de humedad tienden a caer en picada. Sin embargo, el aire acondicionado central también puede bajar la humedad relativa, y es posible que tengas que encender el humidificador en el verano también.

Cuidar de los humidificadores

Aunque los humidificadores pueden mejorar el nivel de humedad en el hogar, a veces puede ser un problema de salud. Para minimizar el riesgo, cambia el agua después de cada uso y limpia el depósito periódicamente. La Mayo Clinic sugiere limpiar el humidificador cada tres días con una solución de peróxido de hidrógeno al 3 por ciento. Esto está disponible en las farmacias, así como en las tiendas que venden humidificadores.

Tratar tu piel

A veces no es suficiente hacer funcionar un humidificador para mejorar la piel seca. Si encuentras que tu piel todavía está seca y escamosa, utiliza una crema hidratante de alta calidad, lávate con un jabón suave y minimiza el tiempo en la ducha. El agua caliente filtra la humedad de tu piel, por lo que toma un baño con agua no muy caliente.

Más galerías de fotos



Escrito por dana severson | Traducido por verónica sánchez fang