Cómo humectar la piel con aceite de oliva, jojoba y almendra

La piel seca que luce opaca, escamada y marcada, refleja una edad mayor y es poco atractiva. También puede ser incómoda, dado que causa picazón, ardor, manchas rojas o irritación por rascarse. Si no se la trata, la piel muy seca puede desarrollar pequeñas rajaduras que duelen y sangran y, eventualmente, se puede infectar. Sin embargo, los humectantes químicos no son la única solución para la piel seca. Los aceites naturales, como el de jojoba, el de oliva y el de almendra, son muy efectivos en el alivio de la incomodidad de la piel seca y la restauración de un cutis saludable y brillante.

Causas de la piel seca

La piel seca es más común durante los meses del invierno, cuando el aire frío y la baja humedad resecan la piel. La calefacción del interior hace que el aire sea más seco aún, lo cual reseca la piel y las membranas de mucosidad. Si no bebes la cantidad suficiente de agua, tomas largas duchas o baños calientes, y te niegas a aplicarte loción en la piel puedes exacerbar la condición. Las dietas muy bajas en grasas también pueden causar piel seca, dado que la grasa es fundamental para mantenerla saludable. La genética también es importante, dado que algunas personas simplemente nacen con niveles bajos de humectación.

Aceite de jojoba

El aceite de jojoba se extrae de las semillas del árbol de jojoba. Aunque se la llama aceite, es en realidad una cera líquida. Es similar a la grasa que produce la piel de los animales, que le brinda propiedades naturales de humectación. El aceite de jojoba es muy suave y no tapa los poros ni genera brotes de acné. Dado que puede ser muy brillante para usar durante el día, puedes ponértelo por la noche. Mezcla dos o tres gotas de tu humectante habitual o distribuye el aceite solo sobre la piel recién lavada.

Aceite de almendra

El aceite de almendra dulce se extrae del fruto que lleva ese nombre. Es liviano y suave, con un aroma que se utiliza para los aceites corporales y de masajes. Su alta concentración de vitamina E lo hace bueno para detener el envejecimiento de la piel, la sequedad que muestra signos de daño por el sol o cicatrices. Sin embargo, puede causar acné o reacciones alérgicas en algunas personas, por lo que si tienes piel sensible o susceptible de resquebrajarse, sé cuidadosa. Vierte algunas pocas gotas de aceite de almendra sobre la piel durante la noche y por la mañana, prestando especial atención a las zonas secas o escamosas.

Aceite de oliva

Los antioxidantes del aceite de oliva no solo son buenos para el corazón, también lo son para la piel. Este aceite liviano, que se extrae del fruto del árbol de oliva, es excelente para la piel seca y marcada. Ayuda a rellenar la superficie de la piel, reduciendo la aparición de las líneas finas y dándole una apariencia más pareja. Dado que tiene un aroma fuerte y distintivo, es aconsejable que utilices solo por la noche. Mezcla unas pocas gotas con tu humectante preferido o utilízalo en lugar del producto regular. El aceite de oliva deja una película grasosa sobre la piel si utilizas demasiado, por lo que debes aplicar solo unas gotas por vez.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle ullman | Traducido por pilar celano