Humectante para un rostro sumamente seco

La regla general principal a tener en cuenta cuando se trata la piel seca, es humectar, humectar y humectar, de acuerdo con la Dra. Audrey Kunin. A la luz de los muchos elementos externos que libran una lucha constante sobre la piel seca -las estaciones, el clima, la exposición al sol- no debes descorazonarte. Toma en tus manos la herramienta que constituye en un humectante efectivo y ve al rescate de tu preciada piel.

Los magos que retienen la hidratación

Los mejores humectante contienen ingredientes que retienen agua o son a base de aceites que actúan para la óptima prevención de la pérdida de agua. Se sabe que los humectantes que contienen ácido hialurónico, glicerina, lanolina y ácidos alfahidróxidos (AHAs, por sus siglas en inglés) como ingredientes clave, retienen el agua o la mantienen adherida a la piel. Los humectantes con ingredientes a base de aceite también ayudan a mantener el agua en la piel y previenen la evaporación.

Humectantes naturales

Los productos humectantes con frecuencia utilizan ingredientes naturales con propiedades ultra-hidratantes. Por ejemplo, el aceite de jojoba reduce la pérdida de agua en la piel y da como resultado una sensación de suavidad y tersura. El aceite de coco se utiliza con frecuencia en las cremas y bálsamos humectantes ya que acondiciona y sana efectivamente los cutis ultra secos o curtidos. La manteca de karité también es un ingrediente humectante reconocido ya que protege la piel de la deshidratación y restaura la tersura.

Medidas preventivas

La Dra. Kunin aconseja humectarse muchas veces al día, ya que esto puede ayudar a acelerar la hidratación y la restauración de la piel. No está de acuerdo con el uso de humectantes que contengan vitamina A en el invierno, ya que estos productos pueden empeorar la sequedad, la irritación y la descamación durante el clima frío.

Más galerías de fotos



Escrito por angela melero | Traducido por irene cudich