Cómo hornear salmón en el horno por libra

El salmón al horno es una entrada saludable que es sencilla de cocniar y lo suficientemente versátil como para encontrar muchas recetas para preparar sin siquiera cansarse de este pescado. Cuando cocines salmón, el grosor es lo que más afecta al tiempo de cocción; cuanto más grueso es el corte, más tiempo lleva cocinarlo. Si tienes un corte grande, esta es probable la zona de filetes, vendida normalmente en medallones que pesan 1 libra (450 g) o más. Sazona y hornea esta pieza como lo harías con filetes más pequeños, y luego es fácil cortar en porciones individuales una vez que esta cocida.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Fuente de horno
  • Papel aluminio
  • Aceite de cocina
  • Condimentos
  • Termómetro de comida de lectura instantánea

Instrucciones

  1. Coloca una rejilla de horno a media altura. Enciéndelo a 250 grados Fahrenheit (121ºC) cerca de 15 a 20 minutos antes de cocinar para precalentarlo. Lentamente hornea el salmón a baja temperatura es una forma efectiva de derretir la grasa en un corte grande, consiguiendo una pieza de pescado suculenta y húmeda.

  2. Cubre una bandeja de cocina con papel aluminio y esparce un poco de aceite de cocina para evitar que se pegue. Coloca el salmón en una bandeja, con la piel hacia abajo.

  3. Sazona el salmón para darle sabor. Para conseguir un sabor fresco que ayude a mantenerlo húmedo durante la cocción, pica algunas hierbas frescas (albahaca, eneldo, romero, salvia, estragón y tomillo son buenas opciones) y mezclalas con un poco de aceite de cocina, ajo picado y jugo de limón. Esparce esta pasta de hierbas de forma pareja sobre la parte superior del salmón. O, para una preparación más sabrosa, cubre el salmón con especias mancilladas; para un plato inspirado en la cocina asiática, glasea el salmón con salsa teriyaki o vierte un poco de salsa de soja y agrega ajo picado y jengibre. Las posibilidades son prácticamente infinitas con el salmón.

  4. Coloca el salmón en el horno en la zona media. Hornea el pescado por aproximadamente 18 a 25 minutos, sin importar el peso. Los cortes más finos de alrededor de 3/4 de pulgada (1,9 cm) suelen necesitar 18 minutos; los de 1 pulgada (2,5 cm) entre 20 y 22 minutos; y los más gruesos, de 1 1/2 a 2 pulgadas (de 3,25 a 5 cm), 25 minutos o a veces un poco más. Hornea el salmón hasta que su carne esté opaca en el centro y su carne se separe fácilmente. Para más seguridad, confirma que el salmón es horneado a 145ºF (62ºC) en el centro con un termómetro de comida de lectura instantánea.

Consejos y advertencias

  • Para conseguir una pieza extra jugosa de salmón, coloca una bandeja de horno con algo de agua, vino o caldo en la parte inferior de la rejilla de tu horno cuando empieces a precalentar. El líquido se hará vapor durante la cocción, ayudando a que el pescado esté más húmedo.
  • Mantén el salmón por debajo de los 40ºF (4,4ºC) durante el almacenamiento. Nunca lo dejes a temperatura ambiente más de dos horas, o las bacterias que causan enfermedades por ingesta alimenticia se reproducirán rápidamente.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por susana lópez millot