Cómo hornear el roast beef con sopa y una mezcla seca de cebollas

Combinar al roast beef con sopa instantánea de cebolla y sopa enlatada es una sabrosa forma de preparar cualquier tipo de carne y es una técnica muy efectiva para humedecer y hacer más tierno un corte barato. Preparar este plato toma sólo unos minutos. Coloca la carne en el horno a baja temperatura antes de irte a trabajar por la mañana o cocínala a temperatura más alta para que esté lista en unas tres o cuatro horas, dependiendo del tamaño.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Una bandeja para asado grande o una sartén
  • Papel de aluminio
  • 3 a 4 libras (1,3 a 1,8 kg) de carne
  • 1 lata de sopa de crema de hongos
  • 1 paquete de sopa de cebolla
  • Termómetro de carne
  • Tabla para picar
  • Cuchillo para trinchar

Instrucciones

  1. Pre-calienta el horno a 250° F (121° C) si quieres hacer la carne despacio durante todo el día. Para hacerla más rápido, pre-calienta a 325 a 350° F (163 a 176° C).

  2. Cubre una bandeja para asar o una sartén con papel de aluminio. Usa la suficiente cantidad de papel como para que puedas envolver la carne flojamente.

  3. Abre una lata de sopa de crema de hongos. Usa la crema común o sustitúyela por la sopa dorada de hongos o la de ajo con hongos. Colócala en un bol, y mézclala con el contenido de un sobre de sopa de cebollas.

  4. Coloca el roast beef en el centro de la bandeja. Cubre la carne con la mezcla del bol.

  5. Envuelve la carne con el papel de aluminio. Junta los bordes y sella el aluminio, haciendo una cubierta floja pero segura alrededor de la misma.

  6. Coloca la bandeja dentro del horno precalentado. Si el horno está a 250° F (121° C) deja cocinar la carne por unas 8 a 10 horas; si está a 325 a 350° (163 a 176° C), cocina por unas 3 a 4 horas. Usa un termómetro de carne para probar la cocción. Para hacerla poco cocida, cocina hasta que la temperatura interna sea de 135° F (57° C). Para que esté media, la temperatura interna debe llegar a los 150° F (65,5° C).

  7. Saca la carne del horno y permite que descanse por unos 15 minutos. La carne se seguirá cociendo durante ese tiempo; su temperatura se elevará en unos 5 a 10°. Si la dejas descansar será más fácil cortarla.

  8. Saca a la carne de la bandeja y colócala en una tabla para cortar. Corta en rodajas y sirve.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por adriana de marco