Cómo hornear pescado blanco con mantequilla

El pez blanco se puede referir a cualquiera de casi 30 tipos diferentes de peces, principalmente las variedades de agua dulce. Estos peces son generalmente suaves en sabor y pueden prepararse rápidamente y sin complicaciones. Al cocinar al horno un pescado magro, como el abadejo, el bagre, el bacalao del Pacífico, el hipogloso del Pacífico, la tilapia, el lenguado, el pargo, el róbalo rayado o el eglefino, añade un poco de grasa en forma de mantequilla para darle sabor y humedad. Combínalo con verduras al vapor, una porción pequeña de arroz integral o quinua, y tienes una cena saludable para cualquier día de la semana.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Filetes de pescado blanco
  • Aceite de oliva o aerosol para cocinar
  • Mantequilla sin sal
  • Hierbas y especias
  • Sal y pimienta a gusto
  • Molde para hornear

Instrucciones

  1. Compra filetes de color blanco cremoso sin signos de coloración amarillenta, una señal de que el pescado no es fresco. Inspecciona los bordes del filete, los que no deberían presentar opacidad ni oscurecimiento. Las escamas deben estar sujetas con fuerza en el centro y no parecer que se estuvieran separando. Huele el filete para asegurarte que no tenga un olor a pescado notable; puede oler ligeramente a tierra o salmuera. Prepáralo en uno o dos días de haberlo llevado a tu casa.

  2. Asegúrate de que el molde para hornear sea lo suficientemente grande como para que quepan todos los filetes en una capa sin que se superpongan. Prepara el molde rociándolo con aerosol para cocinar o aceitándolo con el aceite de oliva.

  3. Desenvuelve el pescado y desliza tus dedos por éste para detectar alguna espina que tu pescadero pudo haber pasado por alto. Retírala con unas pinzas de punta fina o una herramienta diseñada para quitar las espinas del pescado.

  4. Calienta previamente el horno a 350 grados Fahrenheit (176,67 ºC). Derrite la manteca en una cacerola pequeña sobre la estufa o en el microondas.

  5. Coloca los filetes en una sola capa en el molde para hornear y rocíalos con la mantequilla derretida. Sazónalos con sal y pimienta a gusto y agrega cualquier otra hierba o especia que desees. Algunas buenas opciones son el pimentón, el orégano y el tomillo.

  6. Pon los filetes en el horno y cocínalos durante 10 a 12 minutos por cada libra (453,59 gramos) de pescado. El pescado está listo cuando se deshaga con el tenedor.

Consejos y advertencias

  • Las variedades aceitosas de pescado blanco, como el atún blanco, la lubina chilena, la cobia y el arenque del Pacífico, pueden quedar mejor braseadas para realzar su humedad natural. Si vas a cocinar pescado congelado, descongélalo en el refrigerador durante 18 a 24 horas antes de hornearlo.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por nieves fragola